La próxima semana la Comisión Federal de Electricidad (CFE) regresará al mercado de deuda local para emitir bonos, mediante la cual estima levantar  hasta 10,000 millones de pesos que usará para pagar parte de sus pasivos.

Según la empresa eléctrica su deuda fue de 406,913 millones de pesos hasta el 30 de junio pasado y sus vencimientos para este año ascienden a 34,629 millones de pesos y para el 2021 a 42,689 millones de pesos.

La CFE es la segunda empresa con mayor deuda en el mercado local corporativo, con un monto en circulación de 95,218 millones de pesos, solo por debajo de Petróleos Mexicanos (Pemex), ambas firmas detentan el 22% del monto total en circulación de certificados bursátiles en el mercado mexicano, de acuerdo con un reporte de Banorte.

La nueva emisión se realizará en tres tramos, por un monto objetivo de 5,500 millones de pesos y una cantidad máxima de 10,000 millones. Uno tendrá vencimiento a dos años y se ofrecerá a tasa fija; otro por seis años de plazo pagará un interés variable y el tercero con una vigencia de ocho años será colocado bajo Unidades de Inversión (UDIs).

“La CFE continúa beneficiándose del apoyo gubernamental, porque los clientes residenciales de bajo y medio consumo están fuertemente subsidiados”, destacó la calificadora de riesgo crediticio S&P Global Ratings.

Señaló que en el primer semestre de este año la empresa eléctrica del Estado obtuvo 42,000 millones de pesos en subsidios y estima que para los próximos 12 a 24 meses representarán alrededor de 70,000 millones de pesos anuales.

S&P Global Ratings asignó la calificación de “mxAAA” a la emisión de CFE, todavía con grado de inversión, que planea llevarla a cabo el próximo 23 de octubre a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La propia Comisión Federal de Electricidad afirma que con la pandemia del coronavirus ha sido de las empresas que ha resultado con un mínimo impacto porque provee de un servicio esencial para los hogares, empresas e industrias.

Sin embargo, espera para este año una contracción de la energía necesaria entre 0.0 y 3.0%, pero a partir de 2021 prevé tasas de crecimiento anual superior a 3 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx