Durante el 2013, diversos factores tanto nacionales como internacionales generaron un ambiente de incertidumbre que ensombreció el desempeño de los mercados financieros locales. Específicamente, la curva local de rendimientos -integrada por los bonos gubernamentales a tasa fija nominal (bonos M)- registró bruscos desplazamientos, que la llevaron desde mínimos históricos hasta niveles cercanos a los observados en inicios del 2012

El mermado desempeño de los instrumentos financieros locales y de la propia divisa mexicana durante el 2013 se explica por diversos factores, entre los cuales se encuentran:

• El principal, la incertidumbre asociada al comienzo del retiro de los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de EU (tapering).

• La continua reducción de las expectativas de crecimiento mundial y nacional a lo largo del año.

• El anuncio de la Fed de una reducción en el ritmo de compra de activos de su programa de estímulos monetarios (18 de diciembre del 2013).

Por otro lado, el año 2014 comenzó con una serie de factores encontrados que parecen desencadenar un ambiente dubitativo en los mercados financieros.

Aspectos positivos:

• El pasado 19 de diciembre, S&P subió a BBB+ la calificación de deuda soberana de México, ante la aprobación de la reforma energética y otras reformas estructurales que refuerzan las expectativas de crecimiento para el país.

• En el 2013, el clima de coordinación de las principales fuerzas políticas se vio reflejado en la pronta resolución y aprobación de reformas en la agenda política del gobierno, que permitieron reforzar el andamiaje constitucional.

• A lo largo del 2013, el Banco de México redujo la tasa de fondeo en 1 punto porcentual, para ubicarla en 3.5%, y podría permanecer en dicha magnitud durante todo el 2014.

Aspectos negativos:

• La Reserva Federal de los EU anunció que iniciaría el tapering a partir de enero del 2014, lo que podría comenzar a presionar a la alza las tasas de los Bonos del Tesoro de dicho país. El estrecho vínculo que existe entre estas últimas y las tasas de rendimiento de los bonos M puede provocar desplazamientos a la alza de la curva local de rendimientos, en la medida en que la Fed anuncie nuevas reducciones del estímulo monetario.

• La aprobada reforma fiscal podría generar presiones sobre el nivel de precios; según nuestros economistas de Banamex, en su reporte Cambios fiscales impactarán a los precios en el 2014 , dichas presiones podrían implicar un incremento de hasta 54 puntos base en la inflación para el 2014.

La combinación de lo anterior parece generar un balance tanto para los bonos M como para la divisa mexicana, que dificulta estimar una tendencia definida para dichas variables en el 2014. En adelante, es probable que las ganancias en el mercado de bonos M provengan de sus atractivos pagos de cupón -en algunos casos más de dos veces lo otorgado en el mercado de dinero- y no de ganancias de capital.

El autor de este artículo es responsable de la preparación y contenido del mismo y refleja fielmente su opinión personal. Certifica que su compensación es independiente de las opiniones aquí expresadas.