El rendimiento del bono japonés de referencia, con vencimiento a 10 años, cayó a terreno negativo por primera vez en una década, nivel sin precedentes en una economía del G-7.

En un solo día pasó de cotizar desde un exiguo 0.43% a -0.4 por ciento.

La presión sobre la rentabilidad se había acrecentado desde que el Banco de Japón (BoJ) anunciara que pone las tasas de interés de referencia por debajo de 0 por ciento.

Esta caída sin precedentes del bono soberano nipón coincide, además, con un desplome del mercado bursátil tokiota, donde el selectivo Nikkei sufrió pérdidas superiores a 5 por ciento.

Japón es el país desarrollado con el mayor volumen de deuda pública del mundo.

El ministro de Finanzas japonés, Taro Aso, consideró como bruscos los movimientos registrados el martes en las últimas horas del mercado de divisas, donde el yen se ha fortalecido hasta su máximo nivel con respecto del dólar en 15 meses. En rueda de prensa, Aso ha asegurado que seguiremos de cerca el desarrollo de las actividades en el mercado de divisas .

Las palabras de Aso se divulgaron luego que el dólar pasara en apenas un día de estar por encima de los 117 yenes a caer por debajo de los 115. (Agencias)

valores@eleconomista.com.mx