El mercado mexicano sería uno de los principales beneficiarios si se otorgaran más estímulos en Estados Unidos, dijo Jack Janasiewicz, gestor de Portafolio de Natixis IM Solutions, compañía francesa que administra activos y fondos de inversión por más de 1 billón de dólares.

“México está muy ligado al crecimiento de Estados Unidos, en la medida en que estos paquetes de estímulos comiencen, uno de los mayores beneficiarios de los recursos sería Latinoamérica, de manera específica México, no sería de sorprender si comenzaran a recuperarse las cotizaciones de los activos de riesgo”, sostuvo en conferencia virtual.

De cara a las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, Janasiewicz comentó que hace unas semanas el mercado sufrió de mayor incertidumbre por un repunte en las encuestas que favorecía al candidato demócrata Joe Biden. Sin embargo, en las últimas dos semanas el mercado parece más cómodo con esta situación.

Diversos analistas han señalado que el actual presidente y candidato republicano, Donald Trump, mantiene políticas más favorecedoras al mercado.

Janasiewicz explicó que la perspectiva de que los demócratas tengan el control tanto en el Senado como en la Casa Blanca alimentan las expectativas de un paquete de estímulos más agresivo, y que pudiera aprobarse más rápido que ahora, con Trump y demócratas sin ponerse de acuerdo.

Debido a la crisis sanitaria y económica causada por el Covid-19, el gobierno estadounidense ha destinado a la fecha más de 2 billones de dólares en estímulos fiscales y económicos, que incluyen un alza en los montos que destina a desempleados, estímulos a los hogares, préstamos a empresas, y la Reserva Federal ha comprado activos como bonos del Tesoro y deuda de corporativos.

Respecto a los mercados estadounidenses, recientemente Esty Dwek, Jefa de Estrategia Global Macro en Natixis IM, abundó que puede esperarse cierta volatilidad ante el proceso electoral.

“Si bien mantenemos una visión constructiva hacia la renta variable, creemos que octubre podría ser accidentado. En efecto, entre las dudas sobre las elecciones en Estados Unidos, las tensiones entre este y China, las medidas fiscales fase 4 y el rebrote en Europa, las noticias probablemente mantendrán en alerta a los inversionistas”, explicó.

claudia.tejeda@eleconomista.mx