Las acciones retrocedieron el lunes en la Bolsa de Nueva York, lideradas por los sectores salud y consumo, mientras los inversionistas se preparaban para las noticias que podrían provenir de los bancos centrales.

Los tres principales referenciales registraron su segundo mes consecutivo con avances, ayudados por un alza de 1.7% en los papeles financieros. Sin embargo, el sector servicios públicos cayó 2.8% en noviembre.

Los títulos minoristas bajaron en el Cyber Monday, el mayor día de compras por Internet del año. El índice minorista del S&P cayó 1%, mientras que las acciones de la minorista Target perdieron 1.3%, a 72.50 dólares, después de que su sitio web colapsó por el volumen de tráfico.

Las acciones de otras minoristas también bajaron tras el Black Friday de la semana pasada. Los papeles de Walmart Stores cayeron 1.8%, a 58.84 dólares, y los de Macy’s retrocedieron 2.3%, a 39.08 dólares.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, se presentará el jueves ante el Congreso, un día después de hablar sobre el panorama económico.

Mientras que la Fed probablemente suba en diciembre las tasas de interés por vez primera desde junio del 2006, el Banco Central Europeo iría en camino contrario y anunciaría nuevas medidas de alivio monetario el jueves.

Esta semana, la máxima atención la acapara el reporte de las nóminas no agrícolas del viernes, que podrían haber sumado 200,000 empleos.

El promedio industrial Dow Jones perdió 0.44% y cerró en 17,719,86 unidades, mientras que el S&P 500 cayó 0.46%, a 2,080.46 puntos. El NASDAQ Composite perdió 0.37% y terminó en 5,108,666 unidades.

En el mes, el Dow Jones subió 0.3%, mientras que el S&P 500 y el NASDAQ ganaron 0.1 y 1.1% respectivamente.

Su mes más débil desde enero

La Bolsa Mexicana de Valores anotó el lunes su mayor caída diaria en tres meses y registró en noviembre su mes más débil desde enero, de cara a la publicación esta semana de datos de Estados Unidos que podrían determinar un alza de tasas de interés de la Fed.

El mercado cambiario local fue menos especulativo que el bursátil, al haber descontado en parte un aumento del costo del crédito en la mayor economía mundial, por lo que el peso se apreció aguardando la decisión de política monetaria que tome en los próximos días el BCE.

El IPC de la Bolsa perdió 1.87%, su caída más pronunciada desde el 21 de agosto, para cerrar en 43,418.55 puntos.

Mercado de crudo, a la espera de la reunión de?la OPEP

El crudo cerró el lunes a la baja en Nueva York a la espera de que esta semana la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se pronuncie sobre los excedentes que saturan el mercado.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en enero cedió 6 centavos a 41.71 dólares. En Londres, el barril de Brent para enero dejó 25 centavos a 44.61 dólares.

La oferta sigue siendo superior a la demanda y eso impide que los precios avancen, dijo Kyle Cooper, de la firma IAF Advisors.

El mercado está pendiente de la reunión ministerial de la OPEP que se abrirá el viernes próximo. El cartel contribuye a la sobreoferta mundial de crudo, y en consecuencia a deprimir el mercado, al mantener un techo de producción de 30 millones de barriles diarios, pero en los hechos los sobrepasa.

En la última jornada de noviembre, la mezcla mexicana de petróleo de exportación retrocedió 58 centavos respecto de la sesión del pasado miércoles, al cotizarse en el mercado energético internacional en 34.28 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos.

Especialistas de Bursamétrica enfatizaron que, a pesar de la estrategia de Arabia Saudita para aumentar la cuota de mercado, los precios del energético a nivel mundial reportan hundimientos, lo que afecta directamente a la economía árabe y a la de los países productores. (Con información de AFP y Notimex)

[email protected]