La Bolsa de São Paulo superó el miércoles por primera vez los 110,000 puntos, impulsada por señales de apaciguamiento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos y por la publicación de nuevos índices económicos positivos en Brasil.

El índice Ibovespa, que abrió a 108,961 puntos, llegó a los 110,279. Hacia las 3:20 de la tarde, hora local, se situó en 110,154 puntos, en alza de 1.10% respecto al cierre de la víspera.

En lo que va del año, el Bovespa gana 25.19%, aunque con altibajos, en función de las perspectivas de avances de las reformas promercado prometidas por el presidente Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes.

El avance de este miércoles se inscribe en un movimiento de alza general, después de que la agencia de informaciones financieras Bloomberg afirmara que Washington y Pekín podrían alcanzar un acuerdo antes de la entrada en vigor de una nueva tanda de aranceles estadounidenses contra productos chinos.

La tendencia se reforzó con el anuncio de un crecimiento de la producción industrial brasileña de 0.8% en octubre respecto a septiembre, en su tercer mes seguido de incremento.

Ese dato apuntaló el optimismo de los mercados, después del anuncio hecho el martes de que el PIB brasileño había tenido un incremento trimestral de 0.6% en el tercer trimestre, por encima de lo esperado, principalmente gracias al motor del consumo.

Según Fabio Gallo Garcia, profesor de economía de la Fundación Getulio Vargas, las acciones brasileñas se benefician, además, de un ciclo consistente de caídas de las tasas de interés, que llevan a los inversionistas a tomar mayor riesgo, en detrimento de la renta fija.

“Brasil empezó a entrar en un ciclo más positivo. Los indicadores y el PIB dan una nueva fuerza. Hay señales positivas: el desempleo baja, las familias tienen más dinero y las reformas acaban motivando al inversionista a interesarse en la renta variable”, declaró.

Los analistas estiman que la tendencia seguirá en el 2020. Alex Agostini, de Austin Rating, prevé “una valorización de hasta 20% en el 2020”, lo que llevaría al Bovespa a superar los 130,000 puntos.

Los principales beneficiarios del incipiente repunte económico han sido, hasta ahora, las empresas minoristas y algunas en el ramo de la construcción. Pero “la recuperación podrá accionar a varios sectores”, apunta Agostini.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió 5.91%, a 34,691.63 puntos, a seis días del cambio de gobierno y luego de dos sesiones de fuertes caídas.

El resultado de la Bolsa estuvo impulsado por el crecimiento por las acciones de las entidades financieras y bancarias con resultados positivos de hasta 10 por ciento. Además, recuperó la caída de la Bolsa de 5.06% acumulada entre lunes y martes.

Wall Street se recupera

Wall Street dejó atrás dos sesiones en baja y subió al renovarse la esperanza de que China y Estados Unidos lleguen a algún tipo de acuerdo comercial.

El índice industrial Dow Jones subió 0.53% a 27,649.78 puntos, el NASDAQ, de valores tecnológicos, avanzó 0.54% hasta los 8,566.67 y el S&P 500 ganó 0.63% para cerrar en 3,112.76.

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC, cedió 0.24% a 42,191.92 puntos, su menor nivel de cierre en tres meses. En las últimas cuatro sesiones, la bolsa acumula una caída del 2.1 por ciento.

Y en Europa, las principales bolsas se recuperaron luego de cuatro caídas consecutivas. La de mayor apreciación fue el IBEX 35 de Madrid que subió 1.48% seguida de 1.27% del CAC francés.