La petrolera británica BP anunció este martes una caída del 35% de su beneficio neto en el segundo trimestre a causa de la caída de los precios del petróleo.

Entre abril y junio, el grupo obtuvo un beneficio neto de 1,822 millones de dólares.

Además de la caída de los precios, la petrolera también sufrió pérdidas por sus actividades en Egipto y Estados Unidos.

La facturación de BP se redujo por su parte en un 4%, hasta 73,747 millones de dólares, explicó la compañía en un comunicado.

La producción de petróleo y gas aumentó sin embargo un 4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta 3.8 millones de barriles equivalentes petróleo al día.

Pero siguiendo la tendencia mundial, el precio del petróleo cayó y BP vendió su crudo a una media de 62.63 dólares el barril en el segundo trimestre, frente a los 67.24 dólares de hace en un año.

El director general, Bob Dudley, se felicitó sin embargo de un "resultado sólido debido a una gran disciplina en todas nuestras actividades".

El beneficio ajustado de BP (sin incluir elementos excepcionales y la variación del valor de las reservas), un indicador muy seguido en los mercados, se mantuvo estable, en 2,800 millones de dólares.

erp