Las cadenas de tiendas de autoservicios como Walmart, Chedraui, Soriana y La Comer que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) muestran cierta ventaja con los retos económicos que ha impuesto la pandemia del coronavirus.

“Estas emisoras muestran ciertas ventajas en el entorno actual porque sus ventas se beneficiarán de corto plazo por la cuarentena que podría decretarse al estar ya en la fase 2, además de cierta proporción de compras de pánico y una mayor venta de productos de limpieza y desinfectantes”, opina Verónica Uribe, analista de Monex Grupo Financiero .

“La demanda de consumibles, abarrotes y perecederos sería más alta durante la cuarentena, debido a que la gente come en sus casas, en lugar de restaurantes o en los comedores de la oficina, por lo cual requerirán mayores compras de este tipo de productos, que en la mayoría de los casos representa alrededor de tres cuartas partes de las ventas totales”, puntualizó la especialista.

Mientras el índice S&P/BMV IPC de la BMV se ha hundido 18.38% desde el 21 de febrero a la fecha, las tiendas de autoservicio públicas presentan comportamientos mixtos.

De las cuatro emisoras, Soriana ha sido la más castigada en Bolsa, con una caída de 18.30% en dicho periodo. Walmart de México y Centroamérica registra minusvalías de 6.93 por ciento.

La Comer, que es una empresa de baja bursatilidad, va en sentido inverso y acumula una ligera ganancia de 1.75%, al igual que Chedraui, cuyas acciones avanzan 0.59% en el periodo señalado, que fue cuando se anunció el primer caso de coronavirus en México.

Jornada positiva

Ayer, las emisoras de autoservicio cerraron en verde en la BMV. La Comer fue la que más ganó con 17.43%, a 24.99 pesos, seguida por Chedraui que se apreció 4.11%, a 26.85 pesos, Walmex subió 2.39%, a 54.75 pesos, y Soriana ganó 0.42%, a 18.88 pesos por título.

Para Verónica Uribe, dentro de este cuarteto de tiendas de autoservicio Walmart y Chedraui lucen más atractivas debido al tamaño de mercado que atiende Walmart y por el alza en los ingresos por el tipo de cambio, pues 40% de las ventas de Chedraui está en dólares.

Además de que a este tipo de emisoras también les ayuda la expectativa de mayores ventas por la emergencia sanitaria del Covid-19 en el país, Walmex tiene ventaja ante sus competidores porque es el operador más grande, con una participación cercana a 65 por ciento.

También es resistente al entorno por la ejecución de su estrategia comercial, por su enfoque hacia el segmento de bajos ingresos, a través de sus formatos de descuento como Bodega (34% de sus ventas), así como una mezcla de ventas en la que cerca de 65% de los ingresos provienen de la venta de alimentos y bebidas, señala Marissa Garza, directora de Análisis Bursátil en Banorte.

La Comer, que atiende a segmentos medio, medio-alto y alto de la población, principalmente en el Área Metropolitana de la Ciudad de México y centro del país, mantiene un agresivo plan de crecimiento para duplicar el número de tiendas y llegar a 117 el próximo año.

“Esperamos que la rentabilidad se incremente como resultado del desarrollo hacia el segmento alto y un consecuente cambio en la mezcla de ventas hacia una más favorable, a lo que habría que sumar un mayor apalancamiento operativo y mejores condiciones comerciales, como resultado de la nueva dimensión de la compañía”, añadió Garza.

Chedraui muestra fortaleza porque las tiendas que opera en Estados Unidos presentan fuertes crecimientos en dólares, por lo que se prevé un beneficio adicional por el efecto positivo que tendrá el tipo de cambio al trasladar esas ventas a pesos, consideró Verónica Uribe.

[email protected]