Tanto Apple como Google son compañías con grandes ingresos y perspectivas de futuro. Pero, si echamos un vistazo al precio de la acción de estos gigantes de la tecnología y de internet, parecen tener propia vida.

El precio de la acción de Google ha repuntado cerca de un 50% durante el año pasado, con un crecimiento intertrimestral bastante fuerte. De todos modos, los inversionistas se han dejado llevar dando lugar a un valor que está descontando una asombrosa tasa de crecimiento, algo que normalmente no se puede lograr cuando se tiene una capitalización de mercado y una tasa de ingresos de ejecución de alrededor de 100 millones de dólares, así como 400 millones de dólares de capitalización de mercado. Es por eso que mostramos cierta preocupación por el poco atractivo que tiene el ratio riesgo/beneficio de Google.

Justo hace un año, las acciones de Apple negociaban por encima de los 700 dólares, pero desde Saxo Capital Markets creemos que el mercado percibió que algo iba mal. El precio de la acción ahora refleja una tasa de crecimiento mucho más lenta, y las acciones de Apple se han corregido en línea con la posición actual de la compañía.

Si Google fuera valorado en el mismo nivel que Apple, las ganancias serían el triple, y ofrece a los inversionistas una idea de cuánto se construye el descuento futuro en el precio de la acción. Esto es muy difícil para que cualquier empresa con una enorme capitalización de mercado pudiera lograr un crecimiento tan grande.

fondos@eleconomista.com.mx