Las acciones de Tesla se hundieron 14% el jueves, y sus bonos operaron con una baja en precio, un día después de que el fabricante de autos eléctricos informara que necesita más tiempo para lograr ganancias, reportara menores márgenes y anunciara la salida de un importante ejecutivo.

Los inversionistas restaron más de 6,000 millones de dólares de valor de mercado a Tesla en respuesta a los resultados presentados por la compañía en el segundo trimestre. Sólo dos corredurías de Wall Street redujeron su actual objetivo de precio para los papeles de la firma, pero una serie de pesimistas notas de analistas se centraron en la reducción de los márgenes, un reto clave para conseguir beneficios.

El presidente ejecutivo, Elon Musk, dijo el miércoles que Tesla buscará ahora ser rentable en el cuarto trimestre, y que alcanzará el punto de equilibrio en el presente trimestre.

La compañía dijo que se está centrando menos en las utilidades y más en el crecimiento del volumen, la capacidad de expansión y la generación de efectivo.

Esto contrastó con la promesa que hizo Musk hace un año, cuando indicó que la empresa sería rentable y tendría un flujo de caja positivo “de aquí en adelante”.