La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ofrecerá, a través del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sus bonos a los inversionistas. Los instrumentos que ofrecerá al público inversionista presentan una caída de alrededor de 9.74%% desde que fueron lanzados en el mercado internacional el pasado 20 de marzo.

El próximo 3 de julio se espera que los papeles de deuda de la empresa eléctrica del Estado se negocien dentro del también conocido mercado global de acciones.

Aunque la CFE es una empresa mexicana y en el SIC sólo se incluyen valores extranjeros, la empresa productiva del Estado solicitó hacer el listado de dichos bonos en el mercado global porque éstos se colocaron en mercados internacionales, específicamente en las bolsas de valores de Taipei y de Luxemburgo.

La Comisión Federal de Electricidad, empresa que provee energía eléctrica a México, tiene una deuda total de 16,818 millones de dólares, al primer trimestre de este 2020. De dicho monto 51% está denominado en moneda extranjera y un 29% paga una tasa variable.

La segunda

En el mercado de deuda corporativa de largo plazo, la emisora es la segunda con mayor deuda emitida, por 99,220 millones de pesos.

Para este año la CFE informó que sus necesidades de financiamiento ascienden a 34,300 millones de pesos ( 1,590 millones de dólares).

Por la venta de los bonos colocados en marzo pasado en el extranjero, la compañía eléctrica del Estado mexicano captó 900 millones de dólares, con vencimiento hasta el 2050, a una tasa de interés pactada de 4.05% anual.

Los papeles fueron sobredemandados 34% más respecto al monto colocado entre inversionistas de Taiwán, Singapur, Alemania, Dinamarca, Suiza, Francia, Luxemburgo y Reino Unido.

El financiamiento obtenido, dijo la CFE, será para pagar los Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo (Pidiregas) bajo el esquema de obra pública financiada. “El 100% de dicha emisión fue colocada en el extranjero mediante oferta pública y que a la fecha de su listado en el SIC tendrá una antigüedad mayor a tres meses y cotizará bajo la clave CFE3”, se lee en la solicitud presentada.

Desde el 2011, a excepción del 2014, la CFE ha sido un emisor recurrente de deuda en el extranjero, registran al menos una emisión anual. Los papeles colocados fuera de México presentan variaciones negativas. El que tiene vencimiento en el 2021 cae 1.05%, el de 2045 pierde 6.83% y el que tiene un plazo al 2049 retrocede 2.59%, en lo que va de este año.

La agencia calificadora Fitch Rating mantiene la nota de la deuda de la CFE en “BBB-” y Standard & Poor’s en “BBB”, ambos a un nivel de caer en grado especulativo, mientras Moody’s le ha asignado “Baa1” todavía a dos escalones de caer en nivel especulativo.

Según Fitch, las calificaciones de la Comisión Federal de Electricidad se igualan con la nota soberana mexicana por el fuerte vínculo y control que tiene el gobierno sobre ésta.

Moody’s señala que, en estos tiempos de contingencia por la pandemia del coronavirus, la CFE tendrá un impacto moderado en sus ingresos por una esperada menor demanda de electricidad por parte del sector industrial que se vio detenido por el confinamiento social, pero también tendrá menores costos por precios más bajos del combustible.

La CFE genera más de 75% de la energía eléctrica consumida en México y provee energía a cerca de 99.9% de los mexicanos, registrando una capacidad instalada de 56,175 MW.

Cuenta con alrededor de 109,589 kilómetros de líneas de transmisión y subtransmisión; posee seis subsidiarias de generación y una unidad de negocios de la planta nucleoeléctrica Laguna Verde. También posee la segunda red de fibra óptica del país más extensa y proporciona servicios de Internet.

El SIC

A través del también llamado mercado global se realizan el 52% de las operaciones de toda la BMV y a la fecha tiene inscritos 2,248 valores tanto de deuda como de acciones de empresas extranjeras, así como fondos cotizados o ETF.

La cantidad transaccionada en el SIC sumó 9,078 millones de pesos en promedio diario al cierre del primer trimestre de este año.

Este mercado brinda la oportunidad de que inversionistas locales participen en la negociación de valores internacionales desde México. Teniendo, además de la ganancia de capital, rendimiento por la conversión del tipo de cambio peso-dólar.

Otra de las ventajas es que permite invertir en sectores que no hay en México, como el aeroespacial o el tecnológico. Algunas empresas negociadas en este mercado son Apple, Amazon, Alphabet, Facebook, Alibaba, entre otros.

[email protected]