Ciudad de México. En dos semanas concluirá la legislatura presidida por Juan Guaidó, opositor del presidente Nicolás Maduro.

Será el 5 de enero cuando la oposición pierda el control de la Asamblea Nacional gracias a las elecciones legislativas que se llevaron a cabo el pasado día 6.

México fue de los pocos países que votó en contra de una resolución articulada desde la Organización de Estados Americanos (OEA) con la que se desconoció el proceso electoral de principio a fin.

La embajadora mexicana ante la OEA, Luz María Baños justificó la decisión del Gobierno mexicano “por considerar que su contenido es abiertamente intervencionista y por lo tanto va en contra de los principios de nuestra Organización y del carácter intrínseco del multilateralismo”.

El subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe Maximiliano Reyes ha mencionado en varias ocasiones que México apuesta por la resolución pacífica del conflicto venezolano y por ende se prestaría a ser mediador entre las partes confrontadas.

Una mayoría de países occidentales, una mayoría de ellos pertenencientes a la OEA declararon que el Gobierno oficial de Venezuela puso obstáculos para impedir que la mayor parte de las fuerzas opositoras pudieran participar, además, tampoco permitió que observadores internacionales viajaran al país para evaluar el desarrollo de los comicios y, finalmente, aplicó censura generalizada a los medios de comunicación críticos.

Juan Carlos Olamendi, de la ONG Medios Libres, opinó lo contrario particularmente en cuanto a la participación de los medios de comunicación: “Todos los medios que se acreditaron para participar en las elecciones, no tuvieron ningún tipo de censura”, comenta a El Economista.

Twitter y la suspensión de cuentas

Cuestionado sobre la legitimidad de las elecciones, el sociólogo señala que “están ocurriendo fenómenos nunca antes vistos en procesos electorales debido al protagonismo de las redes sociales”. Olamendi señala a las elecciones en Estados Unidos donde empresas como Twitter.

Twitter Inc suspendió antes de las elecciones presidenciales varias cuentas de noticias de tendencia derechista recientemente creadas y que publicaron información sobre la votación en las disputadas elecciones de Estados Unidos por violar sus políticas.

”Nunca habíamos visto que una red social realizara labores similares a la de los editores de un periódico; decidio bloquear información delicada en contra de Joe Biden publicada por el diario New York Post.

El entrono ha sido propicio para que uno de los abogados del presidente de Estados Unidos, Sidney Powell, reclamara irregularidades en las máquinas que registraron los votos en las pasadas elecciones presidenciales.Trump ha insistido en el tema.

perla.pineda@eleconomista.mx