Luego de la reelección del presidente Nicolás Maduro, el Grupo de Lima, conformado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, anunció que desconoce el resultado del proceso electoral por carecer de legitimidad.

Como consecuencia, los 14 países reducirán sus relaciones diplomáticas con la nación bolivariana y llamarán a consulta a sus embajadores en Caracas  y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar su descontento.

“El gobierno de México no reconoce la legitimidad de las elecciones llevadas a cabo en la República Bolivariana de Venezuela por carecer de las más elementales características y garantías para asegurar que sea la voluntad popular la que determine quién será el próximo presidente de Venezuela”, manifestó el canciller Luis Videgaray desde Argentina, donde participó en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del G20.

Asimismo, Videgaray precisó que México anunció medidas de carácter diplomático y financieras que incluyen el llamado a consultas a la embajadora de México en Venezuela, Eréndira Paz Campos, reducir las actividades culturales y bilaterales, suspender hasta nuevo aviso las visitas de alto nivel aVenezuela, mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público envió una alerta a todos los participantes del sistema financiero mexicano para que valoren abstenerse de participar en operaciones que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional venezolana, legítimamente electa.

“México se mantendrá atento a la evolución de los acontecimientos en Venezuela y seguirá buscando, tanto a nivel bilateral como multilateral, contribuir a la restauración de la institucionalidad democrática, el respeto de los derechos humanos y la plena vigencia del estado de derecho en ese país”, aseguró en un comunicado la SRE.

México ha sido uno de los impulsores del Grupo de Lima después de  que la Asamblea de la OEA de Cancún, el año pasado, terminara dividida por lo que fue imposible lograr mayorías.