El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el martes la prohibición de todas las transacciones con Alipay, WeChat Pay y otras aplicaciones vinculadas a empresas chinas, argumentando que estas podrían enviar información de los usuarios al gobierno de Pekín.

La orden ejecutiva entrará en vigor en 45 días, semanas después de que Trump sea reemplazado en la Casa Blanca por el demócrata Joe Biden.

Un alto funcionario de la administración Trump dijo que la orden y su implementación no se han discutido con la "posible administración entrante de Biden".

La decisión se produce después de que órdenes ejecutivas anteriores destinadas a prohibir TikTok, que es propiedad de ByteDance con sede en China, se frustraran por fallos judiciales que indicaban que Trump se extralimitó en su autoridad legal.

Las aplicaciones a las que apunta la nueva prohibición se eligieron debido al número extremadamente alto de descargas, lo que significaba que decenas de millones de usuarios podrían estar en riesgo de que se aprovechen sus datos, según el funcionario de gobierno.

"Estamos tratando de articularnos con el mundo y tomar medidas para evitar que la estrategia de intrusión de grandes cantidades de datos de China (fotos, mensajes de texto, llamadas telefónicas a los padres y otros) se incorporen a esta herramienta masiva para la opresión global", indicó.

rrg