Washington. El Pentágono dejará de financiar proyectos de reconstrucción del huracán María, en sus instalaciones militares en Puerto Rico y las Islas Vírgenes, para desviar el dinero hacia la construcción del muro fronterizo con México.

El Departamento de Defensa hizo públicos los detalles de los 127 proyectos de construcción militar que podrían perder fondos con tal de liberar 3,600 millones de dólares para fabricar y colocar cercas y barreras. La lista de los proyectos afectados trastoca obras en 23 estados de Estados Unidos y 20 países.

La decisión del presidente Trump afecta especialmente a Puerto Rico, pues son 400 millones de dólares los que redirigirá al muro. Aproximadamente 770 millones de dólares serán tomados de proyectos planeados en Europa, especialmente en construcción de obras para disuadir un posible ataque de Rusia.

El Pentágono ha informado que los proyectos afectados serán “diferidos”, pero podrían seguir adelante en el futuro si el Congreso decide financiarlos, escenario que no es seguro por la oposición demócrata.

Nueve de los proyectos afectados involucran al mejoramiento de escuelas para hijos de militares en bases ubicadas en Estados Unidos y en el extranjero.

Trump, “obligado”

Mac Thornberry, el principal congresista republicano en el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, argumentó que Trump había sido “obligado” a desviar los fondos de los proyectos militares debido a la crisis migratoria en la frontera, e instó a Congreso a restaurar el dinero.

A Guantánamo, Cuba, el ejército tenía destinado proporcionar 9 millones de dólares para la remodelación de un área de entrenamiento para perros; en Polonia, un depósito de armas; en Italia, un área para estacionar aviones de vigilancia, y en Estonia, la construcción de un centro de operaciones.

Mitt Romney, excandidato republicano, dijo que “financiar el muro fronterizo es una prioridad importante”. Por lo pronto, existe una enorme polémica por el desvío.