El presidente Donald Trump dijo este martes que quiere emplear el ejército para asegurar la frontera con México hasta que se construya el muro que ha prometido.

En un almuerzo con gobernantes de países del Báltico, Trump dijo que comunicó su idea al secretario de Defensa, James Mattis.

“Vamos a hacer las cosas militarmente hasta que tengamos un muro y la seguridad como se debe”, dijo, y añadió que se trata de un “gran paso”.

Previamente, funcionarios del gobierno dijeron que están elaborando un paquete legislativo para cerrar las “rendijas” en la ley de inmigración, después que el presidente reclamó a los legisladores republicanos que aprueben un proyecto inmediatamente, recurriendo incluso a la “opción nuclear” si es necesario para sacarlo adelante.

Los pedidos de Trump de utilizar la “opción nuclear” -modificar las normas del Senado para que baste una mayoría simple de 51 votos en lugar de 60 para aprobar una ley- han sido rechazados por el presidente del bloque mayoritario, Mitch McConnell.

“La gran Caravana de Gente desde Honduras, que está cruzando México y acercándose a nuestra Frontera de ‘Leyes Débiles’ debe ser detenida antes de llegar. La fuente de beneficios del TLCAN está en juego, lo mismo que la ayuda exterior a Honduras y otros países que lo permitan. ¡El Congreso debe ACTUAR YA!”, tuiteó Trump este martes. También tuiteó sobre las “caravanas” el domingo y el lunes.

Trump ha multiplicado los tuits sobre inmigración y la frontera en los últimos días. Ha declarado “muertas” las protecciones para los dreamers, acusado a los demócratas que permitir “fronteras abiertas, drogas y crímenes” y advertido a México que detenga el paso de las “caravanas” de inmigrantes, de lo contrario, Estados Unidos abandonará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Trump está furioso desde que comprendió que la gran ley de gastos que sancionó el mes pasado casi no destina fondos al “enorme y hermoso” muro fronterizo que ha prometido a sus partidarios. El paquete de 1.3 billones de dólares asignó 1,200 millones al muro, la mayor parte de los cuales sería para reparar los tramos existentes, pero no para construir nuevos.

Las medidas que quiere el gobierno incluyen derogar las salvaguardas especiales que protegen a los menores migrantes que cruzan la frontera solos. Bajo la ley vigente, los niños no acompañados que vienen de países no fronterizos son entregados al Departamento de Salud y remitidos a largos procesos judiciales de deportación en lugar de ser deportados.

Otra medida sería que el Congreso anule un fallo judicial de 1997 que obliga al gobierno a entregar los niños migrantes detenidos a sus padres, parientes adultos u otros guardianes mientras se desarrolla su proceso.

Las propuestas parecen ser las mismas de una lista de expresión de deseos difundida por la Casa Blanca en octubre, pero que no tuvieron apoyo durante las negociaciones sobre el muro.

erp