Una persona murió este jueves y varias resultaron heridas en un tiroteo en Texas, pocas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificara la violencia con armas de fuego como una "epidemia" y revelara planes para abordar la crisis.

El presunto tirador ha sido detenido y es un "empleado de la tienda", según tuiteó la policía de la ciudad de Bryan. Sus motivos siguen siendo desconocidos por el momento.

"Aproximadamente a las 14:30 recibimos una llamada de un tiroteo... Los oficiales respondieron, encontraron varias víctimas y estaban revisando el área, revisando los edificios, buscando más víctimas", dijo Jason James, portavoz de la policía de Bryan, en el este de Texas.

Una persona murió, dijo más tarde a la AFP. Además, cinco personas resultaron heridas, cuatro de ellas de gravedad, y fueron hospitalizadas.

La fuerza tuiteó que todas las víctimas habían sido llevadas a hospitales locales, y agregó que el tiroteo era "todavía una investigación activa".

El ataque sigue a los recientes tiroteos masivos en Colorado, Georgia y California.