Londres. Un juez británico dio la razón al líder opositor Juan Guaidó, impidiendo que 1,000 millones de dólares en oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra sean recuperados por el gobierno de Nicolás Maduro, quien anunció que apelará la decisión.

“El gobierno británico reconoce al señor Guaidó en la capacidad de presidente constitucional interino de Venezuela” y “en virtud de la doctrina de ‘una única voz’ la corte debe aceptar esa declaración como inequívoca”, escribió el juez Nigel Teare del tribunal comercial de la Alta Corte de Londres.

Guaidó, al que el Reino Unido reconoce como presidente encargado, pidió en el 2019 a las autoridades británicas que no entregasen los lingotes.

“La gran pregunta es si esto implica que la administración de Guaidó va a tener acceso y libre disposición sobre ese oro, eso es algo que podría terminar de aclararse en un futuro”, señala Diego Moya-Ocampos, experto sobre las Américas para el grupo londinense de análisis de riesgos IHS Markit.

Pero la representante de Guaidó en Londres, Vanessa Neumann, aseguró  que su única “intención es ahora, como siempre, resguardar el oro de la reserva nacional para el pueblo venezolano”.

“Queremos que quede claro que nosotros nunca buscamos el oro, fue Maduro que lo buscó mover y a raíz de eso comenzó el litigio”, subrayó, celebrando esta “victoria del pueblo”.

“Retrasará aún más las cosas”

En abril, el BCV volvió a reclamar el oro al BoE alegando ahora que necesita venderlo para tener fondos con que luchar contra la pandemia de Covid-19.

“El gobierno de Maduro tiene el control total de Venezuela y sus instituciones administrativas y solo él puede garantizar la distribución de ayuda humanitaria”.

En opinión de Moya-Ocampos, esta decisión “demuestra lo cada vez más aislada que se encuentra la administración de Maduro.