Roma. Representantes de Estados Unidos y Rusia se reunirán en Roma esta semana para hablar sobre la crisis en Venezuela.

Elliott Abrams, enviado especial de EU para Venezuela, se está reuniendo con el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov y otros funcionarios rusos los días de ayer y hoy, informó el Departamento de Estado.

Ryabkov, según medios noticiosos italianos, dijo que “haremos todo lo posible para proteger nuestra cooperación con Caracas”.

Rusia y Estados Unidos están en bandos contrarios en cuanto a la resolución de la crisis en Venezuela: Rusia apoya al líder Nicolás Maduro mientras que Washington reconoce como presidente legítimo interino al líder opositor Juan Guaidó.

En breves declaraciones a la prensa, Guaidó afirmó que será muy importante el encuentro entre Abrams y Ryabkov para la “estabilidad de la transición” y para “agendar la gobernabilidad” en Venezuela.

Por otro lado, Carlos Vecchio, designado por Guaidó como embajador en Washington, detalló que asumió el control en Washington de dos edificios separados: la agregaduría de defensa y la agregaduría naval. Mientras que Gustavo Marcano, quien funge como ministro consejero de Vecchio, logró ingresar al consulado de Venezuela en Nueva York. Vecchio y su equipo aún no han logrado ingresar a la embajada en Washington ni en la misión de Venezuela en la ONU.

“Progresivamente iremos asumiendo los activos de la nación”, aseguró Vecchio.

En Caracas, el gobierno venezolano denunció la “ocupación forzosa e ilegal de algunas de sus sedes diplomáticas” en Estados Unidos.

Esfuerzos, continúan

El Grupo de Contacto Internacional (GCI), impulsado por países de la Unión Europea y latinoamericanos, anunció que se reunirá el 28 de marzo en Quito. El encuentro tendrá lugar 40 días de que expire el plazo que se dieron el 7 de febrero en Montevideo para lograr elecciones presidenciales en Venezuela.