El Kremlin informó este jueves que su servicio de espionaje FSB no está involucrado en actividades cibernéticas ilegales, un día después de que Estados Unidos acusara a dos agentes de inteligencia rusos y a otros dos sospechosos de piratear 500 millones de cuentas de Yahoo.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia no ha recibido información oficial sobre los cargos y que había averiguado todo lo que sabía sobre el caso por los medios de comunicación. Peskov dijo a periodistas en una teleconferencia que Moscú esperaba recibir información oficial.

"Hemos dicho repetidamente que no puede haber una discusión sobre ninguna participación oficial de alguna oficina rusa, incluyendo al FSB (Servicio de Seguridad Federal), en actividades cibernéticas ilegales", aseguró Peskov.

erp