Saná. Las fuerzas hutíes de Yemen lanzaron el domingo drones y misiles al corazón de la industria petrolera de Arabia Saudita, incluida una instalación de Saudi Aramco en Ras Tanura, vital para las exportaciones de crudo, en lo que Riad calificó como un fallido ataque a la seguridad energética mundial.

En el anuncio de su ofensiva, los hutíes -que llevan seis años combatiendo contra una coalición liderada por los saudíes- dijeron también que atacaron objetivos militares en las ciudades de Dammam, Asir y Jazan.

El Ministerio de Energía saudí precisó que una planta de almacenamiento de crudo en Ras Tanura, que alberga una refinería y la mayor instalación mundial de carga petrolera a mar abierto, fue atacada con un dron que vino desde el mar. Por su parte, el Ministerio de Defensa afirmó que el dron armado fue interceptado y destruido antes de alcanzar su objetivo.

Las esquirlas de un misil balístico cayeron cerca de un complejo residencial en Dhahran usado por la compañía estatal Saudi Aramco, al mayor petrolera mundial, dijo el ministerio, precisando que ningún ataque produjo víctimas o pérdidas de propiedad.

"Estos actos de sabotaje no tienen como único objetivo el Reino de Arabia Saudita, sino también la seguridad y estabilidad de los suministros energéticos al mundo y, por tanto, la economía global", dijo un portavoz ministerial en una declaración en los medios estatales.

La coalición liderada por Riad indicó antes que interceptó 12 drones armados dirigidos contra "objetivos civiles", sin especificar la ubicación, así como dos misiles balísticos lanzados contra Jazan.

Los lugares atacados están en la Provincia Oriental de la costa del Golfo Pérsico, donde está la mayor parte de la producción y las instalaciones de exportación de Aramco.

En el 2019, Arabia Saudita, el mayor exportador petrolero mundial, fue objeto de un gran ataque con misiles y drones sobre instalaciones petroleras cercanas a las atacadas el domingo y de las que Riad culpó a Irán, acusación que Teherán niega.

Ese ataque obligó a Arabia Saudita a cerrar de forma temporal más de la mitad de su producción petrolera, provocando un gran alza de los precios.

Atques contra hutíes en Yemen

El portavoz militar hutí Yahya Sarea afirmó que su grupo disparó 14 drones y ocho misiles balísticos en una "amplia operación en el corazón de Arabia Saudita".

Los hutíes han aumentado sus ataques transfronterizos contra Arabia Saudita, en un momento en que Estados Unidos y Naciones Unidas presionan por un alto el fuego que reviva las estancadas conversaciones políticas para poner fin a la guerra.

Más temprano, la coalición militar liderada por Arabia Saudita dijo que realizó ataques aéreos contra objetivos militares en Saná y otras regiones yemeníes el domingo, advirtiendo que "los civiles y los objetos civiles en el Reino son una línea roja".

"La operación tiene como objetivo las capacidades militares de los hutíes en Saná y en otras provincias", informó la coalición, citada por la agencia oficial saudita de prensa SPA.

Los ataques aéreos de la coalición, que apoya militarmente a las fuerzas progubernamentales yemeníes desde el 2015 en su guerra contra los rebeldes, provocaron enormes columnas de humo en Saná.