Berlín. El expresidente independentista catalán Carles Puigdemont permanecerá detenido en Alemania, hasta que se decida sobre una extradición a España, que lo busca por el delito de rebelión.

Puigdemont “permanecerá en detención hasta que sea adoptada alguna decisión relativa al proceso de extradición”, indicó el tribunal regional de Kiel, en el norte de Alemania, donde fue detenido el domingo.

La detención mientras se analiza el pedido de extradición es inapelable.

“Los abogados de la defensa de Puigdemont aseguran que la decisión adoptada es “provisionalísima” mientras avanza el trámite judicial”, publica el periódico La Vanguardia.

Ayer Puigdemont compareció ante el tribunal de Neumünster, para una audiencia con el propósito de verificar la identidad y resolver sobre si debía permanecer en prisión mientras se analiza el pedido de España.

“La decisión de hoy no significa que Puigdemont vaya a ser extraditado, sino que ahora empieza el proceso”, comentó Georg-Friedrich Güntge, fiscal superior del distrito judicial.

La justicia española había imputado el viernes por “rebelión” a Puigdemont y otros 12 independentistas catalanes y emitió seis órdenes de detención europeas.

El expresidente del gobierno regional catalán viajaba desde Finlandia de regreso a Bélgica, donde reside desde que huyó de España tras la fallida declaración de independencia de Cataluña el 27 de octubre.

“Está en manos de tribunales competentes”, dijo el vocero de Angela Merkel, Steffen Seibert.

La justicia debe decidir si las infracciones por las que Puigdemont está imputado en España existen en el derecho alemán.

El político catalán está imputado de “rebelión”, crimen que se castiga con hasta 30 años de cárcel en España, y desvío de fondos públicos.