Dos días después de que un joven de 17 años abriera fuego en su escuela secundaria de Texas y matara al menos a 10, el presidente entrante de la Asociación Nacional del Rifle (nra, por su sigla en inglés), Oliver North, dijo que los estudiantes “no deberían tener miedo” de ir a la escuela y culpó de la ola de asesinatos en escuelas a “jóvenes que están inmersos en una cultura de violencia” en la que “han tomado (el medicamento) ritalin desde que estaban en el jardín de niños”.

“Han estado drogados en muchos casos (...) Ciertamente no soy médico, soy miembro de la marina, pero puedo ver que suceden cosas de este tipo”, dijo North en Fox News Sunday en referencia al papel de los medicamentos en la violencia.

North, excoronel de los Marines condecorado en la guerra de Vietnam, mejor conocido por por ser una figura clave en el caso Irán-Contra, el escándalo que estalló en EU en 1986 por la venta secreta de misiles a Irán por parte de la administración Reagan, dijo: “No arreglarán (el problema) quitándoles los derechos a los ciudadanos respetuosos de la ley”.

“Estamos tratando los síntomas sin tratar la enfermedad y la enfermedad en este caso no es la Segunda Enmienda”, precisó.

North, quien parecía criticar a los activistas estudiantiles que han estado presionando por el control de armas, mencionó que “están siendo utilizados por fuerzas mucho más grandes que ellos”, incluidos el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el financiero y filántropo, George Soros.