Miami. La secretaria de Justicia de Puerto Rico, Wanda Vázquez, juramentó como gobernadora luego de que la justicia invalidara por “inconstitucional” al anterior mandatario, en un nuevo capítulo de la crisis política que padece este territorio de Estados Unidos en el Caribe.

Vázquez juró ante las banderas de Estados Unidos y de Puerto Rico y luego posó para las cámaras, sin ofrecer declaraciones.

“Puerto Rico necesita certeza y estabilidad. Nuestras acciones estarán dirigidas a ese fin y siempre estará primero”, había escrito previamente en un comunicado.

Poco antes, en una decisión unánime, el Tribunal Supremo de Puerto Rico había decidido que la juramentación la semana pasada del abogado Pedro Pierluisi como gobernador había sido inconstitucional.

Pierluisi “no puede continuar en el cargo de gobernador a partir del momento en que esta Opinión y Sentencia sea efectiva” , expresó el dictamen de la corte.

La decisión de la Corte se justifica porque el Senado no recibió la petición del anterior gobernador para ratificar a Pierluisi.

Por su parte, Pierluisi abandonó la casa de gobierno en la capital, San Juan, llamando a la unión de los puertorriqueños y a “dejar atrás agendas político-partidistas, ideológicas o personalistas”.

Así concluye un periodo de crisis que fue destapado por chats que comprometieron al anterior gobernador Ricky Rosselló y a varios funcionarios.