Washington. El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ofreció una evaluación sincera sobre Venezuela durante una reunión a puertas cerradas la  semana pasada en Nueva York.

Pompeo comentó que la oposición de Maduro son muy imprudentes lo cual no ayuda a los esfuerzos que Estados Unidos hace para que Nicolás Maduro deje el poder. 

The Washington Post obtuvo una grabación del audio con las palabras del secretario de Estado.

“En el momento en el que Maduro se vaya, todos levantarán la mano: ‘Llévenme, soy el próximo presidente de Venezuela’. Serían más de 40 personas los que creen que serán presidentes”.

Pompeo mostró su confianza en que Maduro se irá del palacio de Miraflores pero no diijo ninguna fecha: “no podría decir el momento” en que ocurrirá.

Dijo que la dificultad de unir a la oposición lo escuchó el “día en que me convertí en director de la CIA (...) Estábamos tratando que la iglesia interviniera para lograr cohesionar a la oposición.

Lamentó que durante el operativo del 30 de abril en el que la oposición intentó sacar a Maduro, los intereses de entre los enemigos de Maduro y algunos de sus aliados que le daban la espalda, superaron al objetivo. 

“Deberías saber que Maduro está rodeado principalmente de cubanos”, dijo Pompeo. “No confía en los venezolanos. No lo culpo. El cree que todos conspiran contra él. Lamentablemente todos conspiran contra sí mismos”. 

Shannon O’Neil experta en Venezuela en el Consejo de Relaciones Exteriores dijo: “Este es el primer funcionario que escucho que habla sobre la debilidad de la oposición”.

El audio revela un encuentro entre Pompeo con la comunidad judía en Estados Unidos. 

Pompeo dijo que “la partida de Maduro es importante y necesaria pero insuficiente”.