Washington. El presidente Trump anunció por Twitter el motivo por el que despidió a su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton: “No estaba de acuerdo con muchas de sus sugerencias”.

El presidente avisó a Bolton de su decisión la noche del lunes: “Informé a John Bolton anoche que sus servicios ya no son necesarios en la Casa Blanca”, escribió Trump en un tuit. “Le pedí a John su renuncia, que me fue dada esta mañana. Le agradezco mucho a John por su servicio”.

Bolton, un exdiplomático y analista político que llegó a la Casa Blanca en abril del 2018, fue el tercer asesor de Seguridad Nacional en lo que va del gobierno de Donald Trump.

Pocos minutos después de los dos tuits de Trump, Bolton negó que hubiera sido despedido, reveló que fue él quien presentó su renuncia al presidente.

“Seamos claros, renuncié, y ofrecí hacerlo anoche”, dijo Bolton en un mensaje de texto a The Washington Post. “Daré mi opinión a su debido tiempo. Pero he dado los hechos sobre mi renuncia. Mi única preocupación es la seguridad nacional de Estados Unidos”.

En Twitter, Bolton escribió: “Ofrecí renunciar anoche y el presidente Trump dijo: ‘Hablemos de eso mañana’”.

Estaba previsto que Bolton apareciera junto al Secretario de Estado, Mike Pompeo, en una reunión informativa en la Casa Blanca. El anuncio de Trump se produjo menos de dos horas antes de ese evento.

Tensión entre Bolton y Pompeo

La relación de Bolton con Pompeo se había vuelto cada vez más tensa durante los últimos meses. Bolton acusaba en privado a Pompeo de pasar demasiado tiempo promoviendo sus ambiciones políticas, y Pompeo criticaba la inflexibilidad y las opiniones corrosivas de Bolton.

Fue Bolton quien le ganó la partida a Pompeo en el tema de los talibanes. El secretario de Estado trabajó en un acuerdo de paz. El lunes, Trump avisó que el acuerdo estaba roto.

Bolton y Trump tuvieron diferentes opiniones en el conflicto con Irán y sobre el deseo que tiene el presidente en ver de regreso a Rusia en el G7.

Las diferencias fueron irreconciliables.