La Haya.- La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) otorgó este lunes a Perú una parte del Pacífico que estaba bajo control de Chile, en un fallo histórico que provocó júbilo entre los peruanos.

Según un mapa mostrado en la sala, los jueces de la máxima instancia judicial de la ONU confirmaron las fronteras reivindicadas por Chile hasta las 80 millas, pero más allá de ese punto, y hasta las 200 millas, dieron la razón a Perú.

"Arriba Perú!", "Viva el Perú, carajo", celebraron en Perú tras el fallo. En Santiago, en tanto, se produjeron enfrentamientos de menor entidad y en la limítrofe ciudad de Arica, cuyo mar se vio afectado con la sentencia, hubo protestas.

Chile, que alegaba que t ratados de 1952 y 1954 fijaban ya las fronteras, lamentó que la Corte no haya decidido mantener la frontera en toda la extensión del paralelo, sino sólo en 80 millas.

"Si bien en esta zona Chile mantiene a plenitud sus libertades de navegación marítima y de navegación aérea, sin duda esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país", dijo el presidente Sebastián Piñera, en un mensaje desde el palacio de La Moneda.

Agregó que su país "discrepa profundamente" con la decisión, mientras que el jefe de la delegación chilena, Alberto van Klaveren Stork, comentó que la resolución "carece de fundamento" y que había que analizarla "en profundidad".

La presidenta electa Michelle Bachelet, que asume el cargo el 11 de marzo, espera por su parte que esta sentencia "marque un antes y un después" en los lazos con Perú.

Los dos gobiernos se comprometieron en numerosas ocasiones a acatar la decisión del tribunal, para dejar atrás un litigio histórico y poder desarrollar una cooperación económica y comercial boyante.

Tanto Piñera como Bachelet y el presidente peruano Ollanta Humala tienen previsto asistir a la cumbre de la Celac este martes y miércoles en La Habana, en lo que será un primer encuentro entre los dirigentes desde el fallo.

JÚBILO Y PROTESTAS

"Es motivo de satisfacción que la Corte haya reconocido la validez de la posición peruana (...) es claro que no existe un trazado de límites marítimos con Chile hasta las 200 millas", dijo Humala en un mensaje televisado, en su primer pronunciamiento.

"Hemos ganado más del 70% del total de nuestra demanda. Este fallo será acatado y respetado por el Perú y confiamos que Chile acatará de forma similar", añadió mientras el público reunido frente y dentro del Palacio de Gobierno coreaba "Ollanta dignidad", "Ollanta unidad".

Los peruanos celebraron el fallo, que pudieron seguir por pantallas gigantes instaladas en el centro histórico de la capital. "Arriba Perú!", "Viva el Perú, carajo", gritaron los asistentes en la Plaza de Armas, frente al Palacio de Gobierno, cuando se mostró la nueva demarcación fronteriza.

"No se nos ha dado la razón entera sobre lo que demandamos, pero sí en una parte importante", dijo por su lado el expresidente Alan García (1985-1990, 2006-2011).

El gobierno peruano pidió a la población mantener la buena sintonía con Chile, dado que las viejas rencillas que se remontan a la confrontación militar de 1879-1883 (de Chile frente a Perú y Bolivia), en la que Perú perdió parte de su territorio sur y Bolivia 400 kilómetros de costa --su salida al mar--, siguen latentes.

Bolivia, que en abril de 2013 presentó una demanda ante la CIJ contra Chile, en reclamo de una salida al Océano Pacífico, estudiaba el fallo y anunció que dará a conocer el martes la posición oficial.

En Santiago, se produjeron enfrentamientos que dejaron un detenido entre chilenos que apoyaban la sentencia y otros que insultaban a los peruanos. En Arica, ciudad fronteriza ubicada 2,000 kilómetros al norte de la capital chilena, se registraron varias protestas que fueron repelidas por la policía.

Pescadores de Arica afirmaron el lunes que el fallo les afecta, mientras que el gobierno chileno minimizó su impacto en la actividad pesquera, asegurando que "la actividad pesquera de Arica y la zona norte está debidamente resguardada y protegida".

"Nos perjudica bastante, porque somos nosotros los que pescamos en alta mar", dijo Sergio Vera, presidente de la Federación de Tripulantes de Chile, mientras que la presidenta de la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales Zoila Bustamante detalló que perderán la pesca del tiburón, del bacalao entre otro "montón de recursos" a los que accedían.

RELACIONES COMERCIALES BOYANTES

Más allá de las rivalidades, el comercio y las inversiones han marcado la agenda bilateral de los últimos años y lo seguirán haciendo en un futuro, sostienen los analistas.

"Hay dos escenarios posibles", explicó a la AFP Sergio González, historiador del Instituto de Estudios Internacionales Universidad Arturo Prat de Iquique.

Uno es que los países "utilicen el fallo como una oportunidad para interaccionar más, para realizar proyectos conjuntos, fortalecer y profundizar la densidad de sus relaciones comerciales, la movilidad de las personas, fortalecer la Alianza del Pacífico, una agenda positiva", dijo.

El otro es que "quede un resentimiento en alguna de las dos partes, la que se va más perjudicada, y que esto genere un distanciamiento hasta que las cosas vuelvan a recomponerse", agregó.

Los dos países, para los que el comercio es vital, promueven la Alianza del Pacífico, junto con Colombia y México, una plataforma regional de libre comercio.

También están en las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), con el que esperan engancharse al tren que pilotan los países asiáticos.

Además las inversiones de las empresas de ambos países en el otro superan los 20,000 millones de dólares.

"Hay demasiado dinero involucrado para que este fallo pueda poner en riesgo todo el trabajo que se ha hecho en ambos países", dijo Juan Carlos Fisher Tudela, presidente de la Cámara de Comercio Peruano-Chilena.

Disputa Chile - Perú

mac/nlb