Paraguay suscribió un contrato para el suministro de un millón de dosis de la vacuna UB-612 contra la Covid-19 desarrollada por la firma estadounidense COVAXX, informó el jueves el Gobierno.

Se espera que la vacuna, la primera basada en péptidos contra Covid-19, obtenga autorización para uso de emergencia en julio y el acuerdo le permitirá a Paraguay ser uno de los primeros países en recibirla, dijo un comunicado de la cancillería y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El contrato fue suscrito con la empresa Vaxxinity con sede en Dallas, propietaria de COVAXX, agregó el comunicado.

De esta forma, Paraguay suma una negociación más en su intento por obtener vacunas para acelerar el lento proceso de inmunización de su población, en momentos en que epidemia avanza con fuerza.

El país de 7 millones de habitantes ha registrado más de 100 muertes diarias por Covid-19 en las últimas semanas, saturando el sistema de salud. Los casos suman casi 400,000 y los fallecidos 11,181, según el Ministerio de Salud.

COVAXX, que no tiene relación con el mecanismo global de suministro de vacunas COVAX, dijo que la vacuna es prometedora para proteger a las personas contra el coronavirus, según un pequeño estudio con pacientes en Taiwán, aunque no ha difundido datos sobre seguridad y eficacia en grandes ensayos clínicos.

Paraguay es el único aliado de Taiwán en Sudamérica y ha estado presionando a su socio para que lo ayude a obtener vacunas, según autoridades locales.

A comienzos de junio, Vaxxinity dijo en un correo electrónico enviado a Reuters que la compañía había completado la fase 1 de prueba de 60 voluntarios de entre 20 y 55 años en Taiwán y estaba realizando un nuevo estudio de 3,800 personas allí, incluidos adolescentes y ancianos.