Managua. La Fiscalía acusó y pidió detener al escritor nicaragüense Sergio Ramírez, excolaborador del presidente Daniel Ortega, por actos que "incitan al odio" y por "conspirar" contra la soberanía, en el contexto de juicios abiertos a opositores y a dos meses de las elecciones generales.

"Se presentó acusación en contra de Sergio Ramírez Mercado por realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia", emitió en un comunicado la Fiscalía, entidad que además lo acusa de recibir fondos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, cuyos directivos están acusados de lavado bienes y activos.

Respuesta

El escritor respondió ante la decisión cuyos hilos provienen de Daniel Ortega: “Las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos”.

El autor de Adiós muchachos, libro en donde narra su decepción por el movimiento de Ortega, comentó que “a dictadura de la familia Ortega me ha acusado a través de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional, y otros que no he tenido tiempo de leer, acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”.