Naciones Unidas.- Naciones Unidas dijo que "bastante más" de 7,500 personas murieron en Siria como consecuencia de la feroz represión del Gobierno de más de 11 meses contra las manifestaciones a favor de la democracia, elevando su cifra previa en casi un tercio.

El subsecretario general de la ONU para asuntos políticos Lynn Pascoe dijo al Consejo de Seguridad de la entidad que el poder de fuego de las fuerzas de oposición parece mínimo comparado con las armas pesadas usadas por el Gobierno sirio.

Pese a que no tenemos las cifras exactas, hay reportes creíbles de que en estos momentos la cifra de muertos excede a los 100 civiles por día, incluyendo muchas mujeres y niños. El total de los muertos hasta ahora ciertamente es de bastante más que 7,500 personas", dijo Pascoe.

Las potencias mundiales no han podido detener las matanzas en Siria, donde la represión contra las protestas, que inicialmente fueron pacíficas, se han extendido y derivado en una insurrección armada. Rusia y China usaron dos veces su poder de veto para bloquear cualquier acción del Consejo de Seguridad.

Los dichos de Pascoe se dieron mientras Francia anunció que podría haber un tercer intento del Comité de Seguridad de la ONU de aprobar una resolución sobre Siria, esta vez específicamente en relación a la crisis humanitaria.

apr