El atentado suicida perpetrado el miércoles por la noche en medio de una boda en la provincia de Kandahar dejó 50 muertos y 87 heridos, según un balance definitivo divulgado el sábado por la policía local.

"El balance final del atentado durante la boda es de 50 muertos y 87 heridos", declaró el general Sardar Mohammad Zazai, jefe de la policía local.

El drama tuvo lugar en el pueblo de Nagahaan, en el distrito de Arghandab de la provincia de Kandahar, principal feudo y cuna de los talibanes.

Un kamikaze provocó el atentado, en un ataque que la OTAN achacó el jueves a los talibanes pero que éstos desmintieron.

La insurrección de los talibanes se ha intensificado considerablemente y extendido a casi todo el país en los dos últimos años. Las fuerzas internacionales, que invadieron el país a fines de 2001 para derrocar al régimen talibán, enfrentan pérdidas cada vez mayores.

RDS