El canciller Marcelo Ebrard y el ministro de Asuntos Exteriores de la República Checa, Tomáš Petříček, se comprometieron a trabajar juntos para impulsar áreas de interés común e impulsar la coordinación ante los grandes retos globales.

En el marco de un encuentro bilateral, los funcionarios acordaron respaldar el acercamiento entre ambos sectores privados, especialmente en sectores como el automotriz, el aeroespacial, y el agroalimentario, por representar grandes oportunidades.

"El secretario Ebrard y el ministro Petříček revisaron la agenda bilateral y destacaron el aumento en años recientes del intercambio comercial y la inversión", detalló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

También coincidieron en el interés de desarrollar los vínculos institucionales en el área de innovación y desarrollo tecnológico.

Los funcionarios reiteraron el compromiso mutuo con el proceso de modernización del marco jurídico entre México y la Unión Europea, el cual envía un mensaje positivo a favor de un sistema económico internacional abierto basado en reglas, de la inversión productiva con sentido social, y de un sistema multilateral fuerte y eficaz, además de brindar certidumbre y confianza a los actores económicos.

"Los cancilleres dialogaron sobre las agendas regionales y convinieron mantener la coordinación para contribuir a la creación de consensos ante los grandes retos globales, entre ellos el cambio climático y la implementación de la Agenda 2030", detalló el comunicado.

El canciller Ebrard reconoció el apoyo de la Unión Europea hacia el Plan de Desarrollo Integral en Centroamérica.

 

En el 2018 el comercio entre México y la República Checa alcanzó los 2,000 millones de dólares. Empresas checas han comenzado a realizar inversiones en territorio azteca, principalmente en el sector automotriz.

kg