Los votantes en tres estados críticos se oponen a los cambios radicales en Medicare propuestos por el candidato republicano a la Vicepresidencia, Paul Ryan, y favorecen por amplios márgenes el presidente Obama sobre Mitt Romney en el tema, según las nuevas encuestas estatales de The Washington Post y la Fundación Kaiser Family.

Entre las personas mayores, el tema se enfrenta con la economía como principal tema electoral, con lo que disminuye el atractivo de Romney en Florida, Ohio y Virginia.

En general, entre más se centren en Medicare los votantes, más probabilidades hay de que apoyen la candidatura Presidencial por la reelección.

El enfoque en Medicare como un problema también mitiga las posibles consecuencias de una reforma a la ley de salud, propuesta por Obama en el 2010. La ley sigue siendo controvertida y, de acuerdo con un análisis de los nuevos sondeos electorales, es un lastre para las perspectivas de reelección de Obama. En Florida y Ohio, los votantes tienen más impresiones muy desfavorables que muy favorables sobre la ley de salud.

Mayorías considerables de votantes en cada uno de estos tres estados, así como los de todo el país, afirman que prefieren mantener Medicare como un programa de beneficios definidos, en lugar de pasar a un sistema de pagos fijos pare que las personas de la tercera edad accedan a un seguro privado o el Medicare tradicional.

El apoyo premium es una idea que aparece en el presupuesto propuesto por el republicano Ryan y respaldado por Romney. El deseo de mantener el sistema tal como está tiene un nivel de preferencia de 65% en Florida, donde más de uno de cada cinco votantes en el 2008 tenían 65 años o más.

Lo que destaca el apoyo para no cambiar Medicare es la creencia generalizada de que el sistema funciona bien para las personas mayores, hoy en día.

En Florida, 70% de todos los votantes dice que el sistema funciona bien -y ascendió a 91% entre los adultos mayores del estado- y las evaluaciones positivas sobre Medicare son casi tan altas en los otros estados indecisos.

Al preguntar a los votantes en éstas entidades en quién confían para tratar con el programa de Medicare, los votantes de Ohio optaron por Obama sobre Romney por un margen 19 puntos porcentuales. El Presidente tiene una ventaja de 15 puntos en el mismo tema en Florida y una ventaja de 13 puntos en Virginia.

En una encuesta nacional separada a la de la Fundación Kaiser Family publicada ayer, la ventaja de 17 puntos que tiene Obama sobre Romney en Medicare es la más grande de todas las encuestas realizadas a lo largo del año.