Caracas. El primer cargamento  de ayuda humanitaria de ayuda humanitaria de 24 toneladas canalizado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja llegó este martes a Venezuela proveniente de Panamá.

Voluntarios de la Cruz Roja distribuyeron los primeros suministros de emergencia necesarios en el país después de meses de disputas entre el gobierno, que ha negado la existencia de una crisis humanitaria, y la oposición, que trata de utilizar la entrega de ayuda para forzar al presidente Nicolás Maduro a dejar el poder.

En el barrio obrero de Catia, cerca del centro de Caracas, los partidarios del gobierno conocidos como colectivos hicieron media docena de disparos al aire cuando los camiones llegaron a la distribución de tabletas de purificación de agua y bidones plásticos vacíos, creando una pequeña conmoción en una avenida principal durante la hora pico.

En otros lugares, los camiones que transportaban la ayuda serpenteaban por una carretera de Caracas. Los conductores de varios vehículos tocaban con júbilo de apoyo.

Los líderes de la organización internacional pidieron a las autoridades mantener la ayuda lejos de la disputa política de la nación.

“Será distribuida conforme los principios fundamentales de nuestro movimiento, especialmente los de neutralidad, imparcialidad e independencia”, manifestó Mario Villarroel, presidente de la Cruz Roja venezolana.

Presión interna

Con miles de personas que han salido a las calles para protestar contra Maduro, el mandatario se ha visto presionado para atender la escasez de bienes básicos como alimentos y medicamentos. De forma selectiva, ha escogido aceptar ayuda de aliados como China, diciendo que es una medida necesaria para enfrentar las estrictas sanciones estadounidenses.