Caracas. Opositores de Venezuela protagonizaron el día de ayer 2 de septiembre, un cruce de acusaciones con respecto a supuestas conversaciones entre algunos dirigentes y delegados del gobierno de Nicolás Maduro, un día después de que el mandatario indultara a un centenar de miembros de la oposición.

“Informamos (...) de nuestro absoluto desconocimiento a las negociaciones inconsultas realizadas a título personal entre el régimen de Nicolás Maduro y los dirigentes Henrique Capriles y Stalin González”, dice un comunicado difundido por el equipo de prensa del jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países.

Capriles, dos veces candidato presidencial, y el diputado González han abogado por la participación en los comicios del 6 de diciembre para renovar el Parlamento, único poder en manos de la oposición.

Esto, en medio del boicot de una treintena de partidos opositores que declinan participar por considerarlos un “fraude” signado por la elección de autoridades del Consejo Nacional Electoral por parte del Tribunal Supremo de Justicia, y no por el Legislativo como establece la Constitución venezolana.

Según el comunicado del equipo de Guaidó, las pláticas “se hicieron sin conocimiento ni autorización del Gobierno interino, la Asamblea Nacional, nuestros aliados internacionales, ni del acuerdo unitario alcanzado y anunciado por 27 organizaciones políticas”.

Capriles, uno de los fundadores del partido Primero Justicia, reaccionó a las informaciones asegurando que está dispuesto a conversar con quien pueda acercarlo a una “solución creíble” a la crisis política, aunque sin aportar detalles sobre encuentros específicos.

“Hoy, por mis ‘gestiones personales’, nos sentimos satisfechos de la libertad de 110 presos políticos”, tuiteó también Capriles tras divulgarse el comunicado del equipo de Guaidó.

Capriles criticó el movimiento de Guaidó al decir que nunca hubo explicaciones sobre los errores que ha cometido. Mencionó el intento de golpe de Estado el 30 de abril del año pasado. “No se puede hacer gobierno por internet”, dijo Capriles en su tradicional mensaje a través de sus redes sociales.

Stalin González, en tanto, quien representó en el pasado a Guaidó en tentativas de diálogo con el gobierno de Maduro, reaccionó y presentó su renuncia al partido Nuevo Tiempo ya que el partido no se presentará a las elecciones legislativas de diciembre.

Corina confronta a Guaidó

Por su parte, la líder del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, encaró directamente al líder de la oposición, Juan Guaidó, a quien le reprochó “no haber podido o querido cumplir” como la tarea de sacar a Maduro del poder.

Guaidó se reunió el fin de semana con María Corina para ofrecerle un pacto de unidad con toda la oposición con el fin de trazar una hoja de ruta para enfrentar al régimen y defender el parlamento legítimo convocando una consulta popular, reveló el diario ABC.

La exdiputada aclaró que se reunió con Guaidó movida por su deseo de “impulsar la construcción de una plataforma” donde participen todos los venezolanos comprometidos con el desalojo del régimen criminal, y que excluya “a quienes pretenden unirse para sabotear nuestra lucha: los cómplices y los corruptos”.