El jurado electoral de Perú rechazó el miércoles los primeros pedidos para anular votos presentados por la derechista Keiko Fujimori, que fue superada por el socialista Pedro Castillo por un estrecho margen en la reciente elección presidencial.

El Jurado Nacional de Elecciones declaró infundadas 10 solicitudes de nulidad por tres votos y uno, argumentado falta de pruebas tras escuchar los alegados del partido de Fujimori sobre casos de supuestas firmas falsas de las mesas de votación.

El jurado electoral tiene que revisar todos los pedidos de nulidad para declarar oficialmente al ganador de los comicios del 6 de junio, una tarea de podría demorar días y extender la incertidumbre en el segundo mayor productor mundial de cobre.

La oficina electoral afirma que ha recibido en primera instancia 1,088 pedidos para anular mesas de sufragio, aunque de ese total 281 se presentaron dentro del plazo legal. Pero el partido de Fujimori insiste y ha presentado cientos de apelaciones que involucran al menos 200,000 votos.

La mayoría de nulidad son de sufragios de zonas muy alejadas o rurales pobres, donde la candidata conservadora e hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori no tuvo mayor apoyo.

"El jurado está obligado a examinar estas situaciones", dijo Lourdes Flores, abogada de Fujimori, ante los magistrados del jurado electoral que examinaron las primeras 10 actas en cuestión. "Hay indicios de fraude en mesa que el jurado nacional de elecciones no puede pasar por alto", manifestó.

El partido de Castillo, que busca reescribir la Constitución, ha rechazado acusaciones de fraude y los observadores internacionales del proceso en Lima han manifestado que las elecciones fueron transparentes.

La defensa del partido de Castillo, un hijo de campesinos y desconocido por la mayoría de peruanos antes de las elecciones, desestimó en la audiencia las alegaciones de firmas falsas.

"Defendemos el voto de ciudadanos de esta patria, fundamentalmente del Perú profundo, frente a aquellos que pretenden torcer la voluntad popular y quitar el derecho de sufragio activo a miles de peruanos que han optado por un programa de cambio profundo", dijo el abogado Ronald Gamarra.

Mas temprano, Castillo visitó una localidad costera a 86 kilómetros al sur de Lima afectada por un sismo de magnitud 6.0 la noche del martes, que según las autoridades dejó 10 viviendas dañadas y al menos 10 heridos.

"La emergencia no tiene color político", dijo a periodistas Castillo, quien se proclamó victorioso de las elecciones presidenciales tras culminar el conteo de votos, en la que quedó primero con una ventaja de 44,058 votos.

La ajustada elección ha dividido profundamente a los peruanos y casi todos los días se registran marchas en el centro de Lima, con partidarios de Castillo y Fujimori reclamando celeridad en el proceso y el respeto por la votación popular.

En tanto, la incertidumbre y la demora de anunciar a una ganador ha afectado a los mercados financieros.

La moneda peruana, el sol , cerró estable tras llegar esta semana niveles mínimos históricos. En tanto, el referencial de la Bolsa de Lima cayó un leve 0.07 por ciento.

rrg