Teherán. Irán comenzó el día de ayer a aplicar restricciones a las inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en lo que concierne a sus actividades nucleares, tras expirar un plazo fijado por Teherán para el levantamiento de las sanciones estadounidenses.

"La aplicación de (la) ley (del parlamento) empezó esta mañana", indicó el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif.

"Oficialmente, anunciamos el 15 de febrero al Organismo Internacional de Energía Atómica que la ley del parlamento entraría en vigor a partir de la mañana del 23 de febrero", añadió Zarif, quien no obstante destacó que la cooperación de Teherán con el organismo de la ONU continúa.

En este contexto tenso, el OIEA dijo estar "profundamente preocupado" por la posible presencia de materia nuclear en un laboratorio iraní no declarado, según un informe interno consultado el martes.

La agencia de la ONU también señaló que Irán dispone de existencias de uranio enriquecido con una cantidad 14 veces superior al límite establecido.

Además, Francia, Alemania y Reino Unido lamentaron "profundamente" la restricción "peligrosa" de las inspecciones del OIEA e instaron a Teherán "que detenga y revierta todas las medidas que reduzcan la transparencia y que coopere absolutamente".

"Nuestro objetivo continúa siendo preservar el acuerdo y apoyar los esfuerzos diplomáticos en busca de una solución negociada, que permita a Irán y Estados Unidos regresar al respeto pleno de sus compromisos", añadieron los respectivos jefes de la diplomacia de los tres países europeos.