Bogotá. El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, habló sobre la situación actual del país petrolero en la XI Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima. Según el mandatario, su nación, al mando de Nicolás Maduro, es un peligro para sus vecinos.

“Es el momento de actuar y seguir construyendo nuestras capacidades con todos los escenarios internacionales conforme a la constitución venezolana”, dijo Guaidó.

El mandatario también habló sobre la incapacidad actual que tiene el país para hacer negocios y anunció que el gobierno de transición respetará el derecho a la propiedad privada para que el país sea próspero.

“Una Venezuela en manos de criminales no puede ser sino un riesgo para la región (...) Se ha vendido un falso dilema, diciendo que este problema es netamente ideológico, cuando la verdad está lejos de ser una discusión sobre la derecha e izquierda”, indicó.

Guaidó explicó que hoy en día 15% de la población venezolana ha salido del país. “Pueden llamarlos migrantes o desplazados”, expuso durante la reunión.

Asimismo, destacó que la crisis en Venezuela “es un problema de derechos fundamentales para el país, para la democracia, porque cuando no hay libertad de expresión no hay derechos”.

“No es un dilema entre democracia y dictadura, es la democracia la que debe prevalecer, han querido hacer ver que es un dilema entre la guerra y la paz, no es un dilema, es la paz la que debe prevalecer”, agregó.

En Colombia, la bienvenida que se le hizo a Juan Guaidó el pasado domingo fue a la manera de un jefe de Estado. Pocas veces se ha visto a un presidente colombiano apoyar de esta manera.