Grecia comenzó a abrir sus puertas a los turistas este lunes con pocas reservas, pero con la esperanza de una mejor temporada que ayude a compensar un 2020 devastado por la pandemia del coronavirus.

En la isla de Rodas, donde la mayoría de los visitantes proceden del extranjero, los trabajadores de la hostelería están fregando, puliendo y pintando en previsión de un año decisivo.

"Estamos preparando el hotel para empezar en cuanto el Gobierno nos dé luz verde", dijo George Tselios, director general del Hotel Sun Beach, cuyos clientes proceden de Escandinavia, Alemania, Austria y Reino Unido.

Grecia abrirá formalmente el 14 de mayo, pero a partir del lunes los turistas de la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Serbia, Israel y Emiratos Árabes Unidos no estarán en cuarentena si se vacunan o dan negativo en las pruebas de Covid-19.

El turismo, que genera una quinta parte del PIB griego y uno de cada cinco puestos de trabajo en el país, es vital para una economía que había salido de una depresión de una década para volver a caer en la recesión el año pasado con la llegada del coronavirus.

En un año normal, Rodas ya habría desplegado las sombrillas para una temporada que va de marzo a octubre. A mediados de abril la ciudad parecía una ciudad fantasma, con los complejos turísticos de lujo cerrados y los arenales de la larga costa vacíos. Las localidades costeras, normalmente repletas de turistas británicos, estaban en silencio, con tiendas, tabernas y bares cerrados.

Muchos establecimientos han estado cerrados desde 2020, cuando sólo 7.4 millones de personas visitaron Grecia, menos que cualquier año de su crisis económica de una década y por debajo del récord de 31.3 millones en 2019.

Desde hoteles hasta restaurantes y cruceros diarios, los numerosos negocios que sobreviven gracias a las ayudas estatales no pueden permitirse otro verano perdido.

La mayoría siente que el país no puede sobrevivir a otra crisis", dijo el teniente de alcalde de turismo de Rodas, Konstantinos Taraslias.

Casi 600,000 turistas visitaron Rodas el año pasado, frente a los 2.3 millones de 2019. Poco más de la mitad de sus 650 hoteles abrieron, según la asociación de hoteleros.