Roma. Un oficial de la Guardia Costera italiana exigió violentamente al capitán volver a su buque para supervisar la evacuación pero el capitán se resistió en varias ocasiones, de acuerdo con lo escuchado en una grabación dada a conocer ayer.

Los fiscales acusan al capitán Francesco Schettino de homicidio, provocar un naufragio y abandonar su nave antes de que todos los pasajeros fueran evacuados durante la zozobra del crucero Costa Concordia la noche del viernes.

La cifra de muertos casi se duplicó a 11 ayer, cuando los buzos extrajeron cinco cuerpos más de los restos de la nave. Todos fueron encontrados en la parte trasera de la nave cerca de un punto de evacuación de emergencia, de acuerdo con el comandante de la Guardia Costera italiana, Cosimo Nicastro.

Antes de este descubrimiento, la Guardia Costera había aumentado el número de desaparecidos a 25 pasajeros y cuatro tripulantes.

El Costa Concordia transportaba a más de 4,200 personas al chocar contra un arrecife luego de que Schettino realizara una desviación no autorizada, al parecer, como un favor a su camarero en jefe, quien venía de la isla.

Schettino ha insistido en que permaneció abordo hasta que el buque fue evacuado. Sin embargo, la grabación de su conversación con capitán de la Guarida Costera italiana, Gregorio de Falco, indica que huyó antes de que todos los pasajeros abandonaran el navío y se resistió en repetidas ocasiones a cumplir las órdenes de De Falco en el sentido de regresar.

Suba a bordo y dígame cuántas personas hay. ¿Está claro? grita De Falco en la grabación de audio.

Schettino se resistió al argumentar que estaba inclinando y oscuro. En ese momento, él y su segundo al mando se encontraban en un bote salvavidas desde donde él coordinaba el rescate, según Schettino. También dijo que no iba a volver, porque el otro bote salvavidas está detenido . Muchos pasajeros afirmaron que los botes del lado expuesto del buque no fueron bajados al agua cuando el buque zozobró .

De Falco le gritó: ¿Y qué? ¿Se quiere ir a casa, Schettino? ¿Está oscuro y se quiere ir a casa? Suba a esa proa del barco con la escala de práctico e informe qué es lo que se puede hacer, cuánta gente hay y qué necesitan. ¡Ahora!

Suba abordo. Es una orden. No ponga más excusas. Usted llamó a abandonar el barco, ahora yo estoy al mando , gritó De Falco.

En un punto de la grabación se escuchó a De Falco amenazar: Voy a lograr que la pase muy mal... Voy a hacer que pague por esto. ¡Suba abordo, (censurado)! .

Se escuchó finalmente a Schettino acceder subir abordo. Sin embargo, la Guardia Costera afirma que nunca regresó y la policía lo detuvo una vez en tierra.