Chiang Rai. Rescatistas liberaron a los últimos cuatro de los 12 niños y su entrenador que permanecían atrapados desde el pasado 23 de junio en el complejo de cuevas Tham Luang en la provincia de Chiang Rai, al norte de Tailandia, debido a la intensa lluvia que inundó los túneles.

“No estamos seguros de si esto es un milagro, ciencia o qué. Los 13 Jabalíes Salvajes están ahora fuera de la cueva”, informó la unidad Seals de la Marina tailandesa, que lideró el operativo de rescate y que agregó en su página oficial de Facebook que todos estaban a salvo.

Buzos británicos hallaron el lunes de la semana pasada a los 13, hambrientos y acurrucados en la oscuridad de una cámara parcialmente inundada, varios kilómetros al interior del complejo.

Después de reflexionar durante días sobre cómo salvarlos, se inició un operativo de rescate el domingo pasado cuando cuatro de los niños fueron sacados de las cuevas atados a buzos que los guiaron a través de casi 4 kilómetros de oscuros canales.

El lunes fueron rescatados otros cuatro, mientras que hasta el martes por la noche los cuatro niños restantes y su entrenador pudieron salir a la superficie. Autoridades informaron que aunque todos gozaban de buena salud en general, los niños permanecerán en cuarentena por el riesgo de infecciones y probablemente estarán internados una semana para someterse a más pruebas.

Las autoridades informaron que los detalles del operativo de rescate serían revelados hoy.

Voluntarios desde Australia hasta Estados Unidos ayudaron en los esfuerzos para salvar a los niños. Personal militar estadounidense también asistió en la misión.