Bruselas.- La Unión Europea (UE) estudia adoptar nuevas sanciones contra Siria en un intento más de presionar al gobierno de Bashar al Assad a poner fin a la violenta represión contra la oposición, confirmó hoy la Comisión Europea (CE).

'Estamos trabajando en propuestas para reforzar las sanciones contra el régimen sirio. Queremos aumentar lo máximo posible la presión sobre el gobierno de Assad', afirmó en rueda de prensa el portavoz europeo de Exteriores, Michael Mann.

Fuentes diplomáticas han anticipado a medios italianos que las nuevas restricciones podrían afectar al Banco Central del país árabe, así como el comercio de fosfatos, diamantes, oro y otros metales preciosos.

El objetivo es que las medidas sean aprobadas por los ministros europeos de Exteriores en la reunión que celebran en Bruselas el 27 de febrero.

Por otra parte, Mann informó que la UE no tiene planes de retirar de Siria al jefe de su delegación en ese país después que Bélgica, Reino Unido e Italia decidieron llamar a consultas a sus embajadores.

'Pensamos que es importante mantener a gente en el terreno, ya que no hay prensa independiente, para informar de lo que ocurre', justificó.

El vocero también reiteró el llamado del bloque para que la comunidad internacional 'asuma sus responsabilidades' y encuentre una 'solución internacional' al conflicto sirio.

'Persistimos en nuestros esfuerzos para encontrar una solución política a esa situación totalmente inaceptable', señaló Mann.

RDS