A una semana de ser nombrado delegado del Gobierno de Cataluña en México, Lleïr Daban, quien radica en nuestro país desde hace ocho años, en entrevista con El Economista detalló las prioridades en la agenda bilateral para extender su presencia en el continente americano, además de reiterar el rechazo de su gobierno a la sentencia del juicio político contra líderes independentistas.

—¿La agenda de Cataluña con México en que se centrará?

—Con la creación de la delegación en México, por ser un país importante en América Latina y alojar a una de las comunidades catalanas más grandes en el exterior, alrededor de 17,000, trabajaremos en cuatro puntos que son la economía, la representación institucional, la cultura, y el deporte. A pesar de que ya hay un camino avanzado en intercambio comercial y vinculación cultural, poco a poco buscaremos acercamiento con más representantes del gobierno de México y empresarios. Nuestra estrategia es ser transparente, explicar quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos para abrir campos de intercambio e incrementar el diálogo.

—¿El referéndum de octubre del 2017 ha impactado la relación México-Cataluña?

—Ha impactado, pero favorablemente. México ocupa el primer lugar de los países latinoamericanos de mayor intercambio comercial con Cataluña y queremos seguir fortaleciéndolo, además el sistema de salud en Cataluña es eficiente y podemos compartir experiencias en este rubro. Queremos aprovechar el sector vinícola. Desde el verano pasado, ya hay tres vuelos semanales directos México-Barcelona con Aeroméxico y Emirates Airlines, también está interesada en abrir un vuelo para esta ruta porque México está cada día más en el radar del mundo.

—¿El ministro de Asuntos Exteriores, Joseph Borell, desautorizó a la Generalitat su nombramiento?

—No fue una desautorización personal, Joseph Borell juega su papel como parte del Partido Socialista de Pedro Sánchez y da una muestra más de que no quieren resolver de una forma dialogada el conflicto catalán.

Hay un recurso interpuesto por el Ministerio de Asuntos Exteriores español al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra las delegaciones de Argentina, México y Túnez, todavía por abrir; pero nosotros seguiremos trabajando en mi caso construiré puentes y no muros entre México y Cataluña. Si España cumple su cometido crearía vacíos entre Cataluña y México en oportunidades de inversión y explorar otros ámbitos.

—¿Qué opina sobre la sentencia de prisión contra líderes del movimiento independentista catalán?

—El gobierno catalán rechaza esta resolución y creemos que se ha hecho un juicio político quitando el diálogo en todos los tribunales, es un error histórico lo que está ocurriendo en España. Poniendo a líderes políticos y personas catalanas en prisión o imponiendo represalias no se consigue nada, y no se produce el diálogo.

—¿Van a recurrir a ante tribunales internacionales en particular, al de la Unión Europea?

—Tenemos 20 días para recurrir al Constitucional y a partir de ahí si falla a favor iríamos al Tribunal de Estrasburgo para tratar sobre todo el tema de los derechos humanos, ya que en el proceso de juicio se vulneraron los derechos de los presos políticos, como el poder hablar en su propia lengua (catalán). La justicia de la Unión Europea es más transparente e independiente, esperamos tener su respaldo.

—¿Acepta que hubo desobediencia por parte del expresidente Carles Puigdemont?

—Hay que poner en claro a quien se desobedeció, desde un principio un gran sector de los catalanes hizo un llamado a ejercer su derecho a un proceso de autodeterminación desde las promesas electorales, Puigdemont, Junqueras y otros líderes habrían faltado a sus promesas si no lo hacían, entonces, ¿a quién se desobedeció? A los ciudadanos, nunca lo hubo.

—¿Los partidos catalanes independentistas participarán en las elecciones legislativas del 10 de noviembre?

—Sí participarán, pero una cosa es que los dejen, este lunes salió la sentencia de prisión y la inhabilitación a los enjuiciados, entre los cuales hay candidatos, veremos los próximos días que va a pasar, sin embargo, los partidos independentistas seguirán participando porque creen en la democracia.

—¿Cómo seguirán manteniendo la presión catalana contra el gobierno de Pedro Sánchez?

—El pueblo de Cataluña históricamente ha reivindicado sus luchas, el hecho de que haya bajado la afluencia en la manifestación de la pasada Diada no significa que el espíritu independentista haya disminuido, continúan las movilizaciones y seguiremos invocando el diálogo.

—¿Joseph Borell, cómo máximo representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, impactaría a Cataluña?

—Si, 100%. Él ha creado una España global en favor de ese país, Borrell cree erróneamente que los delegados de Cataluña en el exterior van en contra de España pero no es así, nuestro trabajo es sumar vinculaciones y convenios.

kg