Las elecciones generales será el evento principal de la agenda política de Reino Unido en el 2015, en las que el opositor Partido Laborista y el gobernante Partido Conservador se encuentran empatados con 31% de la intención del voto.

Analistas políticos y encuestas de opinión coinciden en señalar que en las elecciones generales del 8 de mayo ningún partido político obtendrá la mayoría en el parlamento, lo cual generaría lo que se conoce en inglés como un hung parliament (un parlamento ahorcado).

La analista Ruth Fox, directora de la organización no gubernamental Hansard Society, explicó a Notimex que un hung parliament es resultado de una elección general donde ningún partido tiene una mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes (cámara baja) y, por lo tanto, dos o tres partidos tienen que juntarse para formar una coalición para crear una mayoría.

Tal como sucedió en 2010, se presentaría una situación en la que el Partido Laborista o Conservador no tienen suficientes asientos para formar una mayoría y por lo tanto tienen que llegar a acuerdos con los liberales demócratas y/o los otros partidos minoritarios.

Un equipo de investigadores de tres universidades británicas que hace predicciones en la página de internet Election Forecast coincide en que no habrá mayoría absoluta, pero los laboristas serán el partido más grande con 285 asientos .

Los investigadores de la London School of Economics, Benjamin Lauderdale; de la Universidad de East Anglia, Chris Hanretty, y de la Universidad de Durham, Nick Vivyan, señalan que los conservadores del primer ministro David Cameron perderán asientos y no tendrán mayoría.

Por otra parte, consideran que el opositor Partido Laborista necesitaría 41 asientos adicionales para obtener la mayoría absoluta.

En tanto, los partidos políticos que ganarán más asientos con relación a pasadas elecciones son el Partido Antieuropeo por la Independencia del Reino Unido (UKIP), el Partido Verde y el Partido Nacionalista Escocés (SNP).

La llamada encuesta de encuestas que obtiene la media de varios estudios de opinión, ubica a los dos principales partidos -Conservador y Laborista- con un empate técnico con 31% de la intención del voto.

El UKIP avanza por primera vez en la preferencia electoral con 16%, desplazando a los liberales-demócratas al cuarto lugar, con 9.0%, en este mismo sondeo de intención del voto, publicado por el diario Independent.

Sin embargo, en otro sondeo del diario The Guardian/ICM Poll (17 diciembre), los laboristas aventajan a los conservadores con cinco puntos porcentuales (33 por ciento y 28%respectivamente).

Mientras que el Partido Liberal-Demócrata y el derechista UKIP se encuentran en tercer lugar con 14%, de acuerdo con dicha encuesta.

Por otro lado, la consultoría en encuestas de opinión YouGov sugirió cinco escenarios posibles en las que ninguno de los dos partidos principales tiene la mayoría absoluta, es decir los 326 votos necesarios para conformar un gobierno.

En el mejor de los escenarios, el izquierdista Partido Laborista, encabezado por Ed Miliband, obtendría 312 escaños y necesitaría el respaldo de 14 diputados adicionales para formar un gobierno.

En el peor de los escenarios, tanto laboristas como conservadores obtendrían 280 asientos y el desafío sería construir un gobierno multipartidista .

Los liberales demócratas no tendrían los escaños suficientes para ayudar a formar una coalición de gobierno, mientras el primer ministro conservador necesitaría al menos dos partidos minoritarios para seguir gobernando, y esta posibilidad es remota , según YouGov.

La empresa Electoral Calculus, que realiza predicciones electorales desde hace más de 20 años, coincide en que hay 50% de posibilidades de un hung parliament , y estima que el crecimiento del SNP en Escocia crea un genuino sistema de cuatro partidos políticos con un rango de posibles coaliciones .

La moneda está en el aire, pero lo cierto es que los comicios serán el fin del bipartidismo británico, donde históricamente gobernaban los conservadores y liberales, hasta que en el 2010 los liberales-demócratas formaron por primera vez una coalición con los tories (conservadores).

Los expertos coinciden en que los tres partidos minoritarios Liberal-Demócrata, Nacionalista Escocés y el antiinmigrante UKIP, mantendrán el equilibrio del poder en favor de los conservadores o de los laboristas.

abr