Washington. Estados Unidos impuso el domingo nuevas sanciones contra 11 entidades e individuos involucrados en el programa de misiles balísticos de Irán en respuesta a la prueba de misiles efectuada por Teherán. La medida ocurre apenas un día después de que fueron levantadas las sanciones contra la república islámica por su programa nuclear.

El programa de misiles iraní presenta una amenaza a la seguridad regional y global y seguirá estando sujeto a las sanciones internacionales , dijo Adam J. Szubin, a cargo de temas de terrorismo e irregularidades financieras para el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Añadió que EU ha dejado en claro que aplicará enfáticamente sanciones contra actividades iraníes independientemente del acuerdo nuclear. Szubin citó el apoyo de Irán al terrorismo, su fomento de la inestabilidad regional, sus violaciones de derechos humanos y su programa de misiles balísticos .

Por otra parte, el presidente estadounidense Barack Obama elogió la aplicación del acuerdo nuclear y la liberación de prisioneros en Irán. En declaraciones televisivas, Obama dijo que aunque las profundas diferencias permanecen entre Washington y Teherán, los iraníes ahora tienen la oportunidad de poner fin a su aislamiento y empezar a construir nuevas relaciones con el mundo .

También el domingo, el secretario de Estado John Kerry dijo en un comunicado que se había resuelto una disputa sobre 400 millones de dólares en dinero iraní que se remontaba a antes de la Revolución Islámica de 1979 y la consiguiente ruptura de relaciones diplomáticas. Los iraníes recibirán también 1,300 millones de dólares por concepto de intereses. El tema de discordia eran unos fondos que Irán había usado para comprarle equipos militares a EU antes de la ruptura de relaciones.

Expertos de la ONU dijeron en un informe en diciembre que la prueba de misiles, realizada en octubre, violó las sanciones que prohíben que Irán haga lanzamientos capaces de transportar armas nucleares.

Mientras tanto, el presidente de Irán, Hasan Rouhani, dijo que la implementación oficial del histórico acuerdo nuclear alcanzado entre Teherán y seis potencias mundiales complació a todas las partes, excepto a los extremistas radicales.

El mandatario hizo las declaraciones un día después de que la agencia atómica de la ONU anunció que Irán ha cumplido con todas sus obligaciones del acuerdo nuclear.