Washington. Estados Unidos anunció que dejará de realizar exportaciones de sistemas sensibles de defensa a Hong Kong, en una medida que responde a una restricción de visados que Pekín anunció más temprano en medio de una escalada en torno a la autonomía de la excolonia británica.

“No nos da ningún placer tomar esta acción, que es una consecuencia directa de la decisión de Pekín de violar sus propios compromisos bajo la declaración conjunta sino-británica registrada por la ONU”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

“Ya no es posible para nosotros distinguir entre las exportaciones controladas hacia Hong Kong o China continental”, dijo Pompeo en un comunicado.

El Departamento de Estado finalizará todas las exportaciones a Hong Kong que figuran en su lista de armamento controlado, que incluye desde munición avanzada hasta equipamiento militar, a los que ya se les exigía luz verde de la administración y el Congreso.

El país asiático está avanzando rápidamente para aprobar una ley de seguridad que castigará la subversión y otros ataques contra el Estado en Hong Kong, que el año pasado vivió masivas manifestaciones prodemocracia, a veces violentas.

China restringirá visado a algunos estadounidenses por Hong Kong

Más temprano, China indicó que impondrá restricciones de visados a ciudadanos estadounidenses que se han “comportado de manera ofensiva” en lo referente a Hong Kong, una medida anunciada antes de la esperada aprobación por los legisladores chinos de una controvertida ley nacional de seguridad para la excolonia británica.

El viernes, Trump dijo que iba a restringir los visados para un número indeterminado de responsables chinos. En respuesta, el portavoz del ministerio chino de Exteriores, Zhao Lijian, dijo que el “ardid” de Estados Uundos “para obstruir la aprobación de la ley de seguridad nacional de Hong Kong nunca prevalecerá”.