El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá al margen del Foro de Davos con el presidente de Irak, Barham Saleh, en momentos en que la presencia militar estadounidense en ese país es cuestionada por Bagdad.

Trump se reunirá también con el presidente del Kuridstán iraquí, Nechirvan Barzani, y mantendrá además encuentros bilaterales con el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y con la presidenta suiza Simonetta Sommaruga, anunció el lunes la Casa Blanca.

El millonario republicano partió desde Washington el lunes 20 de enero por la tarde para participar durante dos días del Foro Económico Mundial (WEF) que se realiza en Suiza, un día antes de que en Washington se abran las sesiones del juicio político en su contra en el Senado.

Las relaciones entre Estados Unidos e Irak se tensaron considerablemente luego de la muerte durante un ataque estadounidense con dron, el 3 de enero en Bagdad, en el que murió el general iraní Qasem Soleimani.

En respuesta a esa operación, el Parlamento iraquí reclamó dos días después a su gobierno la expulsión de 5,200 soldados estadounidenses desplegados en el país en el marco de lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Sin embargo, Estados Unidos rechazó ese pedido y exigió por el contrario una confirmación de la alianza estratégica entre los dos países.

Por otra parte, en su reunión con Khan, Trump deberá abordar las posibilidades de un alto al fuego y de un acuerdo de paz con los Talibanes en Afganistán.

Los talibanes ofrecieron a Estados Unidos una tregua de entre siete y diez días para permitir avanzar con las conversaciones de paz.

El Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, reúne cada mes de enero en la exclusiva estación de esquí de los Alpes a líderes mundiales, millonarios y estrellas de todo el mundo.

Este año, el foro llega a su edición número 50 con la ambición de reinventarse y convertirse en un centro de ideas para el futuro del planeta.

kg