Grosseto.- El capitán del Costa Concordia no estaba drogado cuando el crucero chocó contra una roca que rompió su casco y causó su hundimiento cerca del puerto de la isla italiana de Giglio, dijo el lunes su abogado.

Un reporte de toxicología mostró que el capitán Francesco Schettino no estaba bajo el efecto de drogas, indicó su abogado, Bruno Leporatti, a periodistas. "No tenemos dudas sobre eso", afirmó.

El comentario se produjo luego de que los buzos retomaron la búsqueda de cuerpos en el barco semihundido, que se encuentra a unos 20 kilómetros de la costa de la isla toscana.

Trece personas murieron y cerca de 20 siguen desaparecidas por el accidente, que ocurrió en medio de buenas condiciones climáticas y un mar calmo cuando el crucero de 114,500 toneladas se acercó a la isla, aparentemente para hacer un "saludo" a los locales.

Schettino fue acusado de homicidio múltiple y de abandonar el barco antes de la evacuación total de los más de 4,200 pasajeros y tripulantes. Actualmente está bajo arresto domiciliario en su ciudad natal de Meta di Sorrento, cerca de Nápoles.

RDS