DES MOINES. El senador republicano, Ted Cruz se mantuvo al borde de una sorpresiva victoria muy reñida contra el empresario Donald Trump durante el caucus de Iowa por la noche, en lo que significó la primera la primera prueba del Partido Republicano con los votantes.

Con casi todos los votos escrutados, Cruz supero por más de 5,100 votos a Trump. El también senador Marco Rubio se mantuvo en un cercano tercer lugar. Cruz pareció capitalizar muy bien el profundo apoyo de los conservadores religiosos y sociales y demostró que la antigua politiquería menor pudo superar a los masivos eventos de Trump en el estado de Hawkeye.

Por el lado demócrata, Hillary Clinton sostenía una estrecha ventaja de un 50% contra un 49% del senador Bernie Sanders. Los resultados son la muestra de meses de retórica climatizada y feroces maniobras que formaron parte del inicio de la carrera rumbo a la casa blanca de este año.

El gran perdedor de la noche fue el ex gobernador de Maryland, Martin O’Malley, quien tuvo un insignificante apoyo, lo que causo que se retirara de la contienda, según una persona cercana a su campaña.

Los votantes se reunieron en varios sitios de caucus en 99 condados en todo el estado. El cabildeo de última hora comenzó oficialmente a las 7 pm. Operadores políticos predijeron una alta participación - y hubo informes de que algunos sitios estaban tan llenos que los funcionarios tenían problemas para cerrar las puertas - a pesar de una significativa tormenta de nieve que se dirigía hacia el estado.

Más tarde Trump salió para decir que se sentía honrado por su segundo lugar en las primarias republicanas en Iowa.

Horas antes de la contienda el multimillonario se había negado a pronosticar el resultado y calificó a su adversario Ted Cruz como un tipo talentoso . En otro diálogo con ABC, Trump admitió que uno está un poco nervioso . El senador de Florida Marco Rubio también elogió a Cruz, con quien ha chocado reiteradamente.

Por su parte, tras los resultados finales de anoche, Cruz salió a decir que su victoria demuestra que ni Washington, los lobbies o los medios de comunicación escogerían al presidente de EU.

La aspirante a la candidatura presidencial demócrata Hillary Clinton dijo por su parte, acompañada por su marido Bill Clinton y su hija Chelsea, que es la candidata que puede cambiar las cosas y trabajar por las clases medias, las mujeres y las minorías.