Ciudad de México. El próximo domingo Venezuela realizará elecciones para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional por un período de cinco años. Desde el 2015, la oposición al régimen de Nicolás Maduro tiene mayoría en el órgano del que emergió Juan Guaidó como presidente interino en enero del 2019.

La gran mayoría de las fuerzas opositoras no participarán al considerar que no existen garantías suficientes. Ante ello, miembros de la comunidad internacional anunciaron que desconocerán el proceso porque también carecerá de observadores internacionales.

“Las elecciones parlamentarias, en las cuales se espera una abstención de hasta 70% por parte de la población, están hechas a la medida del gobierno de Maduro en el sentido de que vienen buscando la manera de recuperar la mayoría en la Asamblea y sacar a Guaidó (de la misma) quien ha perdido legitimidad”, destacó Carlos Torrealba, doctor de investigación en Ciencias Sociales y especialista en Venezuela.

El también tutor en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso México) puntualizó que “Maduro necesita la Asamblea para promover leyes para seguir avanzando en el proceso de transformación económica más pragmática y alejándose de las cuestiones de izquierda fomentando extractivismo en el Orinoco y vender a manos extranjeras todos los recursos naturales del país. Este escenario será más díficil para los venezolanos”, dijo.

Margarita López Maya, ex profesora del  Centro de Estudios para el Desarrollo (CENDES), de la Universidad Central de Venezuela, destacó que las elecciones van a marcar una nueva etapa en la crisis democrática donde el país  se enfrenta a la “derrota de la democracia” y al enraizamiento de Maduro en el poder, ante una oposición dividida y debilitada.

Coincidió en que si el Partido Socialista Unido de Venezuela y sus aliados quedan como fuerza mayoritaria impondrán su Ley Antibloqueo, con la cual buscará un reacomodo económico para evadir las sanciones.

México, su postura

Desde hace dos años, el gobierno de México ha dado espacio para promover la negociación entre el gobierno de Maduro y la oposición. Han sido dos años difíciles donde Juan Guaidó ha agotado su liderazgo muy rápido y es necesaria la apertura de mecanismos de negociación.

Consultado por El Economista Daniel Millán, Director General de Comunicación Social de la Secretaría de Relaciones Exteriores, comentó sobre las elecciones del domingo: “El gobierno de México no interviene en procesos electorales de otros países. Hacemos votos porque la jornada se desarrolle democráticamente y en paz”.

perla.pineda@eleconomista.mx